Martes, 16 de octubre de 2018
Alfoz al día

Enseñanza musical de calidad para más de 400 alumnos

VILLAMAYOR | La Escuela Municipal de Música ofrece cada curso 20 especialidades instrumentales y su buen funcionamiento la ha convertido en un centro de referencia en la provincia y en Castilla y León

Un grupo de alumnos durante una de las clases de la Escuela de Música. Foto: Alberto Martín

La formación musical que ofrece cada curso a más de 400 alumnos de todas las edades y su extensa oferta, con 20 especialidades instrumentales diferentes, convierten a la Escuela Municipal de Música de Villamayor en un referente no solo a nivel provincial, también a nivel regional, ya que actualmente es la única de Castilla y León que cuenta con las especialidades de arpa y acordeón.

Pedro Hernández Garriga es el director de la Escuela de Música en la que este año se forman un total de 420 alumnos, con edades que van desde los 3 a los 84 años, y que cuenta con una plantilla integrada por 18 profesores. Recuerda que los inicios de la escuela se remontan al año 1997, cuando surgió la idea de crear la Banda de Música, “en ese momento se pensó que para tener una banda había que ofrecer una formación musical y comenzaron a gestarse ambas entidades”, aunque hasta el año 2008 no se establece legalmente como Escuela Municipal de Música.

La enseñanza que se imparte en la escuela incluye la iniciación musical para niños de entre 3 y 8 años, basada en la educación auditiva y con cursos de Sensibilización musical, Iniciación y Preinstrumental “para que los niños puedan comenzar a practicar con diferentes instrumentos y tras ese contacto puedan elegir el que más les gusta, aunque a veces se ven condicionados por sus padres o eligen el instrumento por su menor tamaño, no porque sea su favorito”, explica Pedro Hernández Garriga.

El plan de estudios incluye también formación musical complementaria a la práctica instrumental, para alumnos a partir de 8 años, y la formación instrumental para alumnos mayores de 14 años con una formación musical previa.

Amplia oferta musical

Acordeón, arpa, bajo eléctrico, clarinete, canto, contrabajo, flauta travesera, guitarra clásica, guitarra eléctrica, oboe, piano, percusión, saxofón, trombón, trompa, trompeta, tuba, violín, viola y violonchelo integran la amplia oferta de formación instrumental que se ofrece en clases individualizadas y que tienen una gran aceptación, aunque son piano, flauta y saxofón las que cuentan con un mayor número de alumnos, seguidos de acordeón y violín.

La Escuela de Música también ofrece a sus alumnos la posibilidad de formar parte de las distintas agrupaciones que se han ido formando en el centro. De esta manera, cuenta con la banda de alumnos, la agrupación de acordeones, la agrupación de cuerda, el combo de música urbana, el coro infantil y el coro de adultos, propuestas que son muy bien acogidas y que contribuyen a difundir y acercar la música a los vecinos de Villamayor. 

Las actividades que se desarrollan a lo largo del curso son numerosas, destacando los conciertos que se organizan con motivo de Santa Cecilia, una jornada que “implica a todo el centro y que sirve de convivencia para los alumnos que apenas coinciden al impartirse clases individualizadas”, afirma Hernández Garriga, así como las audiciones de fin de trimestre por Navidad o fin de curso. 

Sin embargo, el director lamenta que la falta de presupuesto les impide gestionar proyectos más relevantes y reclama un mayor apoyo por parte de las instituciones, principalmente de la Diputación de Salamanca. “Nosotros seguimos luchando por acercar la música a los vecinos pero no disponer de dinero nos limita bastante, a pesar de ser una de las escuelas de referencia y estar en el ‘top ten’ de Castilla y León tanto por el volumen de especialidades como por el número de alumnos”.

Pero no es la única reivindicación que se realiza desde la Escuela de Municipal de Música de Villamayor, ubicada en la calle San Miguel, que actualmente utiliza el Aula de Cultura y el colegio público Piedra de Arte, junto a la sede, para impartir las clases. Aunque está previsto que el nuevo edificio de la calle Oro albergue varias aulas para la escuela, “todavía falta acondicionarlo y lo mejor no es compartir espacio con otros colectivos”, indica el director.

Lo ideal sería disponer de un edificio polivalente que diera cabida a toda la actividad del centro, puesto que la localidad tampoco dispone de un espacio amplio para acoger conciertos con todos los alumnos y familiares. “Villamayor tiene el alma como localidad cultural, pero no las infraestructuras”, concluye.

Fotografías: Alberto Martín

Ver más imágenes: