Martes, 25 de febrero de 2020

A vista de pájaro

Desde los pináculos de la Catedral Nueva, se captó esta panorámica que alcanzaba el horizonte de las Villas y la Armuña

Desde los pináculos de la Catedral Nueva, se captó esta panorámica que alcanzaba el horizonte de las Villas y la Armuña.

En los años 30 del siglo XX, el ensanche de la ciudad solo era una tentativa urbanística que había nacido sin proyecto ni control técnico.

Desde la altura, solo destacaban las grandes y todavía modernas construcciones de las primeras décadas del siglo. A la derecha de la imagen se puede apreciar la enorme mole del Noviciado Jesuita construido donde en otro tiempo estuvo el convento de San Antonio, inaugurado en 1926.

También podemos apreciar el deposito de aguas levantado en 1914 con la intención de resolver el problema del suministro de aguas en la ciudad, y que sólo consiguió aliviar.

A la izquierda de la imagen sobresale la figura del colegio de los Salesianos inaugurado en 1909 y que fue testigo del crecimiento de un incipiente barrio de Garrido y Bermejo.

Fotografía

Vista desde los pináculos de la Catedral Nueva. Años 30 del siglo XX (se desconoce el autor).

Texto y foto extraídos del colectivo Salamanca en el ayer.