Miércoles, 15 de agosto de 2018

Irrepetible UDS, dos puntos

Añoradísima e irrepetible Unión Deportiva Salamanca:

Ayer habrías cumplido noventa y cinco años, pero ya es la quinta vez que, por estas fechas, te escribo una carta trufada de nostalgia, inspirada por el recuerdo de tus goles y triste porque no puedas marcar más. No te dejaron. No te ayudamos lo suficiente los que nos llamábamos tus aficionados. Y ahora no sé quién anda proclamando por ahí algo así como “unionízate”… No, no te reías. Ya sé que estás curada de espanto y que tomas con humor eso de que has vuelto y demás fantasmagóricos experimentos.

Pese a todo, sabes que muchos seguimos haciendo memoria de tu vida, como la compartida por uno de tus socios, José María Maíllo Niño, en su reciente publicación “En el Helmántico Salamanca tuvo un equipo: UDS”. Seguimos hablando de ti, lamentando tu ausencia y agradeciendo los buenos momentos que nos brindaste. Miro la clasificación de Primera División y así, de entrada, veo al Gerona y al Villarreal y me sitúo en la fase de ascenso a Segunda de 1992, la de arena, y luego reparo en Levante y Las Palmas, y me viene a la mente la de 1994, la de cal. Pero firmaría sin dudarlo que estuvieras donde Linense o Baracaldo, los otros compañeros de viaje aquellos años. Los que forjamos nuestro unionismo en los primeros noventa ahora contemplamos el éxito de los rivales de entonces, el Geta y el Lega, que jugaban en Las Margaritas y en el Rodríguez de Miguel, siempre los domingos por la mañana, y ahora se codean con la élite. ¿Qué decir del entrañable Éibar? ¿O de la Cultural Leonesa al fin retornada a Segunda, y ojalá por mucho tiempo, o incluso más arriba? Mucho ha cambiado el fútbol, en el que se las ven en el césped proyectos admirables a base de trabajo callado con otros a golpe de talonario, más o menos contundente, más o menos cristalino, de la tierra o de paracaidistas en busca de fortuna.

Pero tú ya juegas a otra cosa. Ya jugaste todo lo que se permitió y simplemente nos queda presumir de que fuiste el mejor equipo, el más grande, el nuestro. Cantar tu himno en el minuto 23, como sucederá mañana en el Ruta de la Plata, un joven estadio que conserva el eco de alguna de tus últimas victorias, es mi forma de decirte lo mucho que te quiero.

 

En la imagen, mural en homenaje a la Unión Deportiva Salamanca inaugurado hace un año en la calle El Cid, por iniciativa de la asociación vecinal ZOES y Unionistas de Salamanca C.F. Once históricos del club compartiendo alineación: D'Alessandro, Dámaso, Abilio, Rezza, Alves, Robi, Pedraza, Barbará, Giovanella, Pauleta y Quique Martín.