Inteligencia por alas

Si hubieran sido necesarias las alas en nuestra configuración como personas, estoy seguro que la Naturaleza no nos hubiera privado de ellas. En su lugar, nos otorgó un alma preñada de inteligencia, susceptible de transformarse en sabiduría. ¿Qué mejor atributo podía entregarnos? Sin embargo, para mermar nuestra vanidad, puso en nuestras manos la facultad de decidir. Esta libertad, sin el aval de la certeza, condiciona nuestra vida. 

                                                                                                                                                             M.Lamas (del libro Verbo y Barro)