Viernes, 19 de octubre de 2018
Béjar al día

La magia del desfile de los Reyes Magos sale del recinto ferial pese a la lluvia 

BÉJAR | La Cabalgata de Reyes, prevista en el recinto ferial en caso de lluvia, crea confusión entre familias y conductores

Cabalgata de los Reyes Magos en Béjar

Durante la tarde de ayer los Reyes Magos visitaron puntualmente a los niños de Béjar y pese a la lluvia salieron del recinto ferial hasta La Corredera, acompañados por dos de las carrozas de las cuatro que estaban preparadas para el desfile.

En el recinto ferial se quedó el resto del cortejo formado por zancudos y personajes Disney, esperando a que los Reyes Magos volvieran de su corto paseo hasta La Corredera bajo una intensa lluvia.

Cabalgata de los Reyes Magos

El revuelo se produjo en la carretera de Salamanca, cuando las familias que se acercaban hasta el recinto ferial, se dieron la vuelta al correrse la voz de que Los Reyes estaban en La Corredera y la gente ya no sabía hacia dónde dirigirse.

También hubo enfado entre algunos conductores que no habían retirado sus coches de la Plaza de España, al leer los bandos que estaban en las carteleras, y que mostraban dos planes, uno para en caso de lluvia y otro si no llovía. Las dos posibilidades se habían difundido también por el Ayuntamiento en la prensa y sin embargo, los coches fueron multados, pese a que no había dejado de llover prácticamente durante todo el día, por lo que los propietarios de los vehículos estacionados entendieron que la cabalgata se desarrollaría dentro del recinto ferial.

La accidentada cabalgata también tuvo un incidente cuando se produjo la caída del Rey Melchor al bajarse del camello, un imprevisto que no ha tenido grandes consecuencias y que, pese al golpe, no impidió que el Rey Melchor se repusiera y atendiera las peticiones de los niños y seguro que no le ha impedido trabajar esta noche repartiendo los regalos

Los niños bejaranos, pese a estos contratiempos, pudieron disfrutar del desfile, las fotos con los Reyes Magos y los personajes Disney dentro del edificio del ferial y los Reyes recibieron allí, de manos del Alcalde, las llaves de la ciudad que les han permitido entrar esta noche en todas las casas de Béjar y dejar juguetes a todos los niños que se han portado bien durante el año.

Ver más imágenes: