Miércoles, 17 de octubre de 2018

Poemas cortos

MI TIERRA

 

 

Tierra  de tacto suave,

impregnada de misterio,

 aromas profundos,

vientos  que  ululan sueños,

bajo los faldones de las brumas.

Olas gigantes  traen en su blanca espuma, historias,

enigmas, leyendas de los que se fueron,

y duermen en el liquido  lecho azul.

Hombres de testuz baja y calada boina,

mujeres recias, con voz seductora como el canto de las

sirenas.

Así  es Galicia,

boscosidad,

calma,

fragas  de breña,

  follaje,

  duendes muriendo al día,

para resucitar en la eternidad nocturna.

  Horas amarillas coronan los cielos,

dejando en mis labios

dulce sed.

 Nadie llegará a saber

cuando el aire se oscurezca

que sentí por ti.

 

 

 

 

 

 

YO

 

Arrellanada en el centenario banco de piedra,

cubierto de musgo,

mascullo palabras,

 la noche se alarga,

la voz quiere esfumarse,

tras el silencio.

No me abandonaron,

la pluma sigue arañando el blanco papel,

en largos  invierno,

de cielo grises y opacos,

 sois ungüento sanador,

asidero espiritual,

caricia,

refugio,

 ventana

abierta a la certeza.

Almohada silenciosa que arropa

 el primer rayo de sol,

ahogando el llanto anestesiado,

del te amo que no llega,

descuido la máscara …

libre de convenciones

 por fin  soy yo,

 vosotras amigas “la palabra”.

 Isaura Díaz de Figueiredo

 

(Foto Pablo Rguez)