Jueves, 18 de octubre de 2018

Saludable 2018

En la Sociedad actual se ha estado favoreciendo la mezcla de todo, de todos y para todo, y esto no hace más que crear confusión y, efectos perjudiciales para la población en general. Un buen ejemplo lo constituye la denominación de saludable; por eso debemos preguntarnos por su significado real y, su importancia, dado que su utilización, en la mayoría de las ocasiones, se debe a intereses socioeconómicos y, a las leyes del mercado. Hoy sólo se valora adecuadamente a la Salud cuando se pierde, probablemente porque estamos tan ocupados con lo accesorio y, las memeces o porque la gratuidad del sistema sanitario impide valorar su trascendencia.

La Salud es un recurso para la Vida. Se trata del recurso fundamental y, por tanto, el que se debe fomentar y, proteger tanto a nivel individual como Social. Por este motivo, los Gobiernos y las Instituciones Internacionales como la OMS han establecido a la misma como un Derecho y, lo encuadran como uno de principios rectores de la Sociedad del Estado del Bienestar. En nuestro país quedó establecido en el Art. 43 de la Constitución del 78, lo que representa poner en valor la Salud como como Bien Social.

A esta estrategia institucional, la debe complementar la estrategia individual porque la actitud individual es la que fundamenta las respuestas ante los problemas y las necesidades sanitarias utilizando los recursos personales y sociales como el sentido común, el raciocinio y la Educación para la Salud. El problema es que existe demasiada gente que ha dejado su Salud en manos del Sistema Sanitario lo cual es perjudicial para la sostenibilidad del Sistema, dado que el elemento fundamental para la Salud individual y Colectiva es la Educación, la general y la sanitaria. Y porque teniendo en valor la Salud existen muchas posibilidades de gestionar y mejorar nuestro Bienestar y nuestra Calidad de Vida.

Por este motivo y, sin ningún otro, quiero desear a mis lectores y a todas las personas de buena voluntad, un Saludable 2018. Es decir, que el próximo año les permita reducir los hábitos tóxicos, el tabaco, el alcohol y las drogas y, evitar a las personas y personajes tóxicos, que cada vez están más presentes y son más frecuentes, vengan de donde vengan y hablen el idioma que hablen y, desde donde lo hagan, incluidas las redes sociales. Porque la única identidad que reconozco es la Raza Humana y, el único lenguaje que entiendo y comprendo es el de la razón. Lo que supone poner en valor para desarrollar una Vida Próspera, las relaciones interpersonales saludables, la Vida y su variabilidad, en la que tambien existe interdependencia, dependencia y discapacidad.

Por último, no quiero olvidarme de aquellos que No tienen buena voluntad, ni generosidad social y, se asoman al exclusivo mundo del egoísmo y el fanatismo al poner en valor la independencia como tóxico ambiental, cuando se sabe que esta es una falacia. Para ellos, sólo tengo unas palabras …QUE LES DEN

JAMCA