Martes, 25 de septiembre de 2018

¿Por qué "Vivir para contarla"?

                                                                                                                                       Salamanca, 28 de diciembre de 2017.

La elección del título de mi columna, se debe a dos razones fundamentalmente. La primera como homenaje a Gabriel García Márquez, mi escritor favorito, el que me hizo amar la literatura, y por quien me empezaron a entrar unas ganas inmensas de querer contar cosas. Una de las razones principales de que haya querido ser escritor, ha sido por él, y por tanto le debo que el nombre de mi primera columna sea suyo. Gabo, que así es como se le conocía en su entorno familiar, publicó su autobiografía en el 2002, curiosamente el año que escribí yo mi primer relato corto, ese año en el que en esta ciudad se respiró tanta cultura en cada esquina, y la tituló “Vivir para contarla”, así que no se me ocurre un nombre mejor para homenajearle que poniendo el mismo que él utilizó para titular su vida.

La vida hay que vivirla para contarla, y precisamente lo que yo voy a hacer en esta columna es contar lo que me pasa en la vida, así que aunque el motivo principal haya sido el anterior, no podría haber un título más acertado que resumiera toda mi idea. Casualidades de estas que hay de vez en cuando, o no, esto ya cada uno lo puede interpretar como quiera.

Como decía, lo que voy a hacer aquí es hablar de las cosas que me pasan, pero sobre  todo explicar la manera que tengo yo de verlo, es decir, mi filosofía de vida. Mi manera de pensar, de sentir, de creer sobre esto o aquello, y en definitiva, mi opinión sobre esas pequeñas cosas que nos pasan en el día a día

La vida, al fin y al cabo, es una suma de momentos, mejores o peores, que nos van sucediendo mientras tenemos la inmensa suerte de poder vivirla, y yo lo que quiero es poder contaros todo lo que significan esos momentos para mí. Con la intención en primer lugar de entreteneros, como tratamos de hacer todos los escritores, pero sobre todo, con la intención de que valoréis esos pequeños detalles del día a día, como trato yo además con mis escritos. Así que espero al menos cumplir mi primer objetivo, pero realmente me haría feliz conseguir también el segundo.

Lo que sí me gustaría es saber vuestra opinión, igual que necesita el actor o el músico los aplausos o los abucheos, uno necesita saber si va en el camino correcto, porque que a mí me guste lo que hago, no quiere decir que le tenga que gustar a los demás. Cualquier arte se debe al que lo disfruta, y lo que quiero es que disfrutéis lo que escribo tanto como lo disfruto haciéndolo yo. Y os aseguro que lo hago mucho, posiblemente sea lo que más me gusta hacer en la vida, incluso sin el posiblemente, así que soy todo un privilegiado por poder hacerlo. La vida hay que vivirla para contarla, y a mí me gusta mucho vivir la vida y contarla.

Nota: Puedes dejar un comentario en el espacio habilitado debajo del artículo, o mandarme un email a: autor@juanmariadecomeron.com

                                                                                                                  www.juanmariadecomeron.com