Las cuatro calles, antiguo cruce de Gran Vía y San Justo

La denominación procedía del siglo XVIII y perduró hasta finales del siglo XX,  ya que las nuevas generaciones dejaron de usarla

Ese era el nombre que tenía, desde el siglo XVIII y hasta finales del XX, el actual cruce de Gran Vía con San Justo. La fotografía adjunta, nos muestra este cruce que muchos recordarán, como "Las cuatro calles", denominación que viene del siglo XVIII y perdurado su nombre en la memoria hasta finales del siglo XX, bastante tiempo después de la construcción en los años 50 de la Gran Vía

A finales del siglo XVIII la calle Marquesa de Almarza y la plaza de San Julián, (hoy Gran Vía), recibió el nombre de calle de la Pajaza, desembocando en ella por el oeste la calle de San Justo y por el este la de Canta-Ranas, que actualmente correspondería al tramo entre la Gran Vía y la plaza de Bretón.

En 1859, con la reforma del callejero, el nombre de la Pajaza fue cambiando por la que hoy conocemos como Ramos del Manzano, en memoria del jurista, catedrático y hombre de estado del siglo XVII, Francisco Ramos del Manzano, cuya casa palacio se encontraba situada en la zona baja de la calle Varillas.


Para evitar su total desaparición por la construcción de la Gran Vía, algunos restos de este palacio, en especial la galería plateresca, fue reconstruida y trasladada al patio del colegio de las Siervas de San José, en la que permaneció hasta la reforma de la plaza de San Román en 1977, la cual fue desmontada y girada hacia dicha plaza donde actualmente podemos contemplarla.

Fotografía

  • Las "Cuatro Calles" actual cruce Gran Vía con San Justo. Finales de los años 50. Fuente: Salamanca en el ayer