El BM Ciudad de Salamanca suma un valioso punto contra el BM Arroyo (28-28)

Los salmantinos llegaron a ir ganando por cinco goles (12-17), pero al final también pudieron perder. Hugo Garín, el mejor de los charros, con siete goles

Un momento de un partido disputado en el pabellón Río Tormes

El BM Ciudad de Salamanca visitaba este sábado al BM Arroyo, conjunto pucelano que estaba situado justo por encima en la tabla clasificatoria. Era una buena oportunidad para superarlo en la Liga y de paso dar un golpe encima de la mesa con el objetivo de no pasar apuros en la recta final de la competición con las posiciones de descenso.

El partido no comenzó del todo bien. A los 8 minutos el Arroyo se puso 6-3 por delante. La reacción no se hizo esperar y un parcial de 0-3 niveló el marcador, aunque durante la primera parte la iniciativa siempre fue local a excepción de los últimos minutos. El BM Ciudad de Salamanca hizo la ‘goma’. Los errores lo distanciaban de su rival, pero luego volvía a realizar acciones que lo metían de nuevo en el partido. La irregularidad presidió su juego.

A diez minutos para el final el marcador era de 11-8, pero el BM Arroyo cometió algunos errores como por ejemplo jugar durante varios minutos con dos jugadores menos lo que permitió al BM Salamanca remontar el marcador hasta el 12-16 con el que finalizó el primer tiempo.

Tras el descanso los salmantinos salieron muy enchufados al partido y enseguida cogieron una renta notable en el marcador (12-17). Las cosas pintaban bien, otra vez, pero Alberto Martín no se fiaba de un rival que en cualquier momento podía reaccionar. La pauta del partido la ponían los visitantes, que aguantaban las diferencias en el marcador (16-20).


El BM Ciudad de Salamanca cedió un poco la iniciativa en el partido y el BM Arroyo lo aprovechó para ir reduciendo las diferencias. Alberto Martín paró el partido e intentó hacer reaccionar a sus jugadores. La presión ambiental provocó que el choque se igualara a 12 minutos del final (23-24). Los salmantinos trabajaban bien en defensa, pero en ataque se quedaron atrapados y ya no había tanta facilidad para hacer gol ante un Arroyo que veía la opción de victoria.

En la recta final del partido el BM Arroyo tomó el mando. Cambió el ritmo de juego y maniató a los salmantinos. Del 24-25 se pasó al 26-25 y además los charros tuvieron que jugar con uno menos por exclusión de Francisco Abajo. Faltaban seis minutos para el final y el choque estaba abierto. El BM Ciudad de Salamanca aguantó el tirón y finalmente logró un valioso punto (28-28) gracias sobre todo a la efectividad de Hugo Garín, que marcó cuatro de los últimos cinco goles de su equipo.

Foto: Alberto Martín