Jueves, 12 de diciembre de 2019

Planes de pensiones

El Gobierno anuncia novedades muy ventajosas para los jóvenes en los planes de pensiones con la clara intención de que se animen a suscribirlos. Además de ser una buena idea, un buen proyecto, una excelente medida, empieza a ser algo necesario.

Aunque ellos mismos dicen en tono de broma que no cobrarán pensión cuando alcancen la edad de jubilación, es cierto que el futuro de nuestro actual sistema de pensiones está en riesgo, y por parte de los responsables, no se vislumbran muchas ganas de querer cambiar las cosas para salvarlo. Esto no significa que desaparezca, pero sí que las pensiones acabarán siendo mínimas, con lo que vivir con cierto nivel de una pensión será algo imposible.

Contar con un complemento adicional puede resolver o paliar el problema y esta es una buena oportunidad. Para muchos, incluso, será la única forma de poder contar con unos ingresos, porque si tenemos en cuenta que cada vez empiezan a trabajar más tarde, y cuando trabajan lo hacen a intervalos, lo normal es que cada vez sean más los que ni siquiera generen el derecho a cobrar pensión.

Pero hay un problema en el que no parece que se haya pensado: suscribir un plan de pensiones conlleva el compromiso de abonar una cuota mensual, y salvo los que cuenten con unos padres que se hagan cargo de pagársela, dudo que sean muchos los que puedan o quieran hacerlo.

Para que estos planes de pensiones tengan más éxito que los actuales, los jóvenes tienen que tener la costumbre de ahorrar aunque tengan que renunciar a cambiar de móvil cada dos por tres, de sembrar para recoger, de ganarse las cosas por sus propios medios, de esforzarse para conseguirlas… y llevamos muchos años enseñándoles precisamente todo lo contrario.