Jueves, 29 de octubre de 2020

Noctámbulo

Noctámbulo.

Sin sueño ni prisa, en las horas en las que casi todos duermen.

Con la chupa de cuero negra desgastada, cuellos subidos para engañar a la gélida noche, vaqueros y tacones.

Ni alto, ni bajo, ni aseado ni afeitado.

El gesto hastiado en busca de último bar que me sirva un sol y sombra.

Mis penas no te las cuento, vas de sobrado.

Me las callo y me las bebo.

Hoy quisiera tener un perro a mi lado, un verdadero amigo.

Las campanas tocan a arrebato, me dicen que se ha ido, qué pena, qué sinsentido, llegar hasta aquí e irte, periodista, buen tipo.