Domingo, 21 de octubre de 2018

‘Retratos a dos voces’, en la Biblioteca Torrente Ballester      

Retrato a dos voces es una muestra fotográfica llena de amor y literatura dedicada a quien tanto ha hecho por la difusión de la literatura salmantina como es el director, Juan Carlos López Pinto

Preguntar desde la admiración, preguntar para leer mejor, entrevistar para que se asome, desde las páginas de un periódico, esas que después sirven para encender el fuego a los autores más cercanos, a aquellos que escriben entre nosotros la poesía, la prosa de lo cotidiano.

Reflejar su persona, su palabra, su obra… y su rostro. Ese rostro familiar que se despliega en las páginas del periódico y que bien mirada, es un retrato directo a los ojos de quien lee, a los ojos de quien está atento.

Y como el diario, nuestro Salamanca RTV al Día es así, rápido, pleno de noticias, lleno de imágenes y miradas poéticas, realidades que no lo son tanto y pura actualidad rauda y a veces tremenda, cabe detenerse en los retratos de quienes nos han acompañado durante dos años ya en las páginas de papel de nuestro periódico.

Retratos magistrales escritos con la mirada y la sensibilidad de Carmen Borrego, retratos robados a la charla mientras se desarrolla la entrevista y el autor habla, el autor explica su obra y hace poesía de un gesto dedicado. La cámara de Carmen va más allá de la fotografía de prensa, retrata del alma, por eso darle sitio en las páginas blancas de la biblioteca, reconocer su gesto detenido, su admirada lectura del personaje.

Retrato a dos voces es una muestra fotográfica llena de amor y literatura dedicada a quien tanto ha hecho por la difusión de la literatura salmantina como es nuestro director, Juan Carlos López Pinto. Una exposición que no solo recoge el trabajo de la artista, sino que nos recuerda lo mucho y bueno que se escribe en Salamanca. Nuestros dieciséis escritores, que no están todos los que son pero sí son todos los que están fueron enormemente generosos con sus palabras y su tiempo.

Nos dieron una entrevista, un gesto, un ejercicio de amor y conocimiento. Nosotras les reflejamos con esa admiración con la que nos documentamos antes de hacer una entrevista, apuntando sus palabras, leyendo sus obras, captando, en el caso de Carmen, magistralmente, sus gestos.

No podían quedarse solo en el papel, debían regresar al espacio de libros que les pertenece. Y nada mejor que una biblioteca, la biblioteca de todos, a Torrente Ballester que tan generosa ha sido con nosotras. Espacio de papel donde viven sus libros y ahora moran sus rostros. Espacio donde recorrer un retrato a dos voces de nuestros mejores escritores.

Reconocer a Antonio Colinas con respeto admirado, volver a leer los paisajes de José Luis Puerto, buscar en Charo Ruano el aliento de nuestra historia reciente, admirar la maestría de Ángeles Pérez López, sentir la espiritualidad de Asunción Escribano, de Isabel Bernardo y de Quintín García, aprender de la historia con Luis García Jambrina, recordar los poemas más nuestros de Antonio Sánchez Zamarreño y de Mercedes Marcos, sentir la pasión literaria de Ángel Quesada, descubrir a Amelia Iglesias, sentir la cercanía de Montserrat Villar y de Raúl Vacas, vivir la prosa cotidiana de Miguel Ángel Malo y la crónica diaria y costumbrista de Paco Cañamero. Sus gestos, sus palabras, su reflejo, sus libros y su presencia salmantina es nuestro privilegio.

Por eso les dedicamos esta muestra a dos voces, para recordarnos que somos una ciudad letrada con magníficas bibliotecas, con valientes periódicos, con grandes autores… Por eso les invitamos a visitarla, desde el 16 de noviembre al 9 de diciembre en la Sala de Exposiciones de la Biblioteca Torrente Ballester.

Charo Alonso