Jueves, 16 de agosto de 2018
Las Arribes al día

El Cuartón de Inés Luna, calidad y exclusividad en un entorno privilegiado

Rodeado de jardines por los que paseó la legendaria ‘BB’, este palacete de comienzos del siglo XX suma amplia experiencia en todo tipo de celebraciones, un gran equipo humano y la gestión protocolizada de todo el evento

Los clientes de El Cuartón de Inés Luna tienen garantizada exclusividad, calidad y el mejor trato / FOTO: NYXstyle
 

Ubicada en un entorno privilegiado como es la dehesa salmantina, la Posada El Cuartón de Inés Luna está especializada en grandes acontecimientos familiares como bodas, comuniones, bautizos…, no en vano cuenta con varios salones climatizados con capacidad para más de 400 personas y un jardín de más de 20.000 metros cuadrados, incluida una coqueta ermita que la convierte en un espacio ideal para reportajes fotográficos; y todo en un marco fantástico del que emana el romanticismo y un evocador estilo vintage, huella original de la Belle Époque con la que doña Inés ambientó su mansión de principios del siglo XX.

Exclusividad, máxima calidad y la mejor atención, además de su experiencia en la organización de grandes eventos, todo en manos de los mejores profesionales. Así podría definirse el servicio que reciben los clientes de El Cuartón de Inés Luna, pues no en vano trata siempre de buscar la perfección en todas sus celebraciones. Como señala Berta Iglesias, directora de este establecimiento, “trabajamos codo con codo con nuestros clientes, nos adaptamos a sus necesidades y requerimientos, y organizamos su boda según sus ideas, aconsejándoles en todo momento para que la percepción de familiares e invitados sea de éxito absoluto”.

Además, la directora recuerda que “tratamos todos los eventos con sumo cuidado, discreción y cariño para darles la importancia que tienen, que es mucha”, y añade que desde la apertura del establecimiento y primera temporada de bodas, “siempre se han evaluado de forma interna nuestras propias áreas de mejora y nuestra inversión siempre ha sido en la mejora de la calidad para que ésta sea perceptible por nuestros clientes”.

Una de las circunstancias que contribuye a esa calidad insuperable es que El Cuartón de Inés Luna “disponemos de equipo de cocina propio, no trabaja con ningún servicio externo de catering y contamos con los mejores proveedores para ofrecer las mejores materias primas”.

No cabe duda de que además de sus exclusivas y extraordinarias instalaciones y zonas ajardinadas, otras fortalezas de El Cuartón de Inés Luna son “nuestra amplia experiencia en todo tipo de celebraciones, nuestro equipo humano y la gestión protocolizada de todo el evento”, recuerda Berta Iglesias.

Suit Imperial ‘BB’

Pero además de varios salones privados, muy apropiados para la celebración de congresos y convenciones de empresa; varias terrazas; una sala permanente para exposiciones; o la ermita de estilo maronita, única en España; si por algo destaca La Posada El Cuartón de Inés Luna es por la exclusividad en la organización de grandes banquetes hechos a la medida de cada cliente, ofreciendo además toda la oferta de productos y servicios que requiere este tipo de eventos tales como video-reportajes, floristería, peluquería, ropa, automóviles de época, candy bar y alojamiento para los novios en la suite imperial ‘BB’, nombre en clara referencia a la que fuera propietaria de este palacete.