Martes, 12 de noviembre de 2019

Hasta siempre

En la televisión con amigos

Sí amigas, amigos, conocidos y personas que habéis seguido en—Salamanca al Día—Digital—estas Historias Humanas todos los domingos y que inicié en abril del 2016… LO DEJO.

Creo, que ha llegado el momento de ponerle fin, a una labor periodística, la de contar—Historias Humanas—que tuvo su principio en los años 80-81, y que siendo un complemento (sin sueldo) a mí actividad profesional; tantas satisfacciones; me ha dado.

Y llegados a éste punto, debo decir y digo con orgullo, que: “Sin ser periodista (¡ya me hubiera gustado!)… tuve esta actividad, de escribir y contar historias, desde aquellos lejanos tiempos cuando comencé en “La Gaceta de Salamanca” escribiendo sobre caza deportiva y entrevistas largas en “La Hoja del Lunes de grato recuerdo. Más tarde en “El Adelanto”, con vuelta otra vez a “La Gaceta” donde escribí de-OPINIÓN- durante unos años. También escribí poco tiempo en otro medio salmantino como “Tribuna” y nacionales “El SOL” además de en Revistas, locales y nacionales de prestigio. Por lo cual tengo en mi haber y también en casa y la Parcela del pueblo, “La Cigüeña” numerosas placas, premios periodísticos, trofeos y distinciones. No obstante, mi mayor orgullo fue y ha sido el poder contactar con tantas gentes que me contaron sus-Historias Humanas—habiendo trabado sincera amistad con algunas de ellas, que aún perdura”

En la querida Radio tuve también larga singladura con inicios en COPE (¡cuando estaba en la Plaza Mayor salmantina!) con programas en directo, más tarde en Intereconomía, y es Radio; finalizando este recorrido apasionante en Radio Comarcal Peñaranda con mis amigos del alma, Eva y Pachi, donde hablé con muchos amigos y amigas de lo –Divino y Humano- a “Mi Manera” y siempre, siempre con la música de nuestro “amigo” Fran Sinatra!!... Y donde tuve tertulianos insignes, de bondad infinita y gran sapiencia: ¡Armando Moralejo (q.e.p.d), “Nico”, Ingelmo como inefable “Don José” y tantos y tantos más.

En TELEVISION; Durante 14 años en—Televisión Salamanca—luego—Castilla y León—desde que me llamó para iniciar andadura apasionante e inesperada Juan Carlos L Pinto; su Director. Y donde tuve la oportunidad, en diferentes Programas y formatos de desarrollar (creo que gran labor) temas sobre—Caza Deportiva—y los –Valores Humanos--con Entrevistas y viajes por la geografía nacional junto a mi amigo y cámara Ángel “Barreiros” y en este itinerario surgieron numerosas anécdotas, como nos ocurrió en Entrimo (Orense) donde fui nombrado—Maestro y Decano del Periodismo Especializado—año del 2006—XIV CONGRESO DE PERIODIPESCA”.

Allí se reunieron muchos Medios de Televisión, Prensa y Radio de Toda España y entre ellos, nada menos que el presentador de “JARA Y SEDAL” el cual, dirigiéndose a mí, en un momento de la cena de Gala me espetó: “He visto vuestros Programas de—Caza y Pesca que hacéis en Salamanca….¿Como los hacéis? Y yo presto le contesté ¡De milagro!... y cuando se lo conté, lo entendió de inmediato y más cuando Ángel le enseño “nuestra cámara de andar por casa”… y el buen hombre nos dijo: ¡Más que milagro… es increíble ¡…. ¡Por Diosssss, como diría la inefable Mari Loli!

Hay recuerdo especial en mi memoria, con la colaboración que tuve en Televisión Comarcal de Peñaranda de Bracamonte, donde a Eva López su Directora yo la decía al terminar un Programa: ¡Creo que ha estado bien! Y ella respondía… Sí y además ha sido, ameno, distendido y amable. Eva fue también colaboradora eficaz y valiosa en las –Galas en directo que celebrábamos todos los años y también en todas las presentaciones de mis libros en el Casino de Salamanca. ¡Gracias Eva!

Mi gran satisfacción ahora es: “Que habiendo pasado tanto tiempo, muchos días cuando paseo por las calles salmantinas y voy a los pueblos provinciales, hay personas que me dicen… ¡Que Programas más bonitos hacían ustedes!

Por todo ello, soy consciente y muy agradecido de que  estas colaboraciones en Prensa, Radio y Televisión y la ayuda de muchas personas singulares; pude ser Pregonero de las fiestas de pueblos entrañables, Cantalpino, Villoruela, Aldeaseca de la Armuña y El Cerro.

Y de este último y querido lugar –HIJO ADOPTIVO—algo especial para mí y eterno agradecimiento para las personas que lo hicieron posible. También de poder publicar varios libros, en los que traté de reflejar mí impronta y donde, siempre a “mi manera” amenos, distendidos y amables, En ellos aseguro que esta está mí espíritu… aunque algunas veces se tenga que buscar entre líneas…

Y llegados los agradecimientos: Comienzo por Juan Carlos L Pinto (al que deseo un rápido restablecimiento) pues me dio la oportunidad de poder plasmar en Televisión Salamanca, hace muchos años, mis inquietudes en este medio, para mí en aquel momento inesperadas y que, por paradoja, me dio una segunda oportunidad en tiempos recientes y poder contar “mis”—Historias Humanas—en—Salamanca al Día—Digital. Además él ha sido Prologuista de algunos de los libros que escribí y siempre recordaré su escrito en el primero: “Amigo Anselmo, esperaré paciente para prologar tú tercer libro”… lo escribí y ¡lo Prologó!

Agradecimiento para mí familia que ha “aguantado” esto de contar—Historias Humanas—durante tantos años, con resignación y sacrificio. Agradecimiento para todos aquellos amigas y amigos (algunos estaréis leyendo esto hoy) que desde muy diversos lugares de España; habéis seguido domingo a domingo estos artículos, trasladándome después el aliento para seguir contando estas –Historias Humanas y Divinas--… ¡Gracias, muchas gracias a todos!

Especial agradecimiento para mí hija Susana; ya que sin su ayuda y el bajo nivel que tengo en los medios de comunicación digitales en que estamos inmersos, lo de “contar historias” no hubiera sido posible. Y siempre recordaré ¡hasta que Dios quiera! La parafernalia de los jueves para  enviar el artículo a –Salamanca al Día—Pero sobre todo este agradecimiento, por su presencia, ayuda e interés por mis inquietudes literarias. ¡MUCHAS GRACIAS!

Amigas, amigos y personas que estáis leyendo estas últimas—Reflexiones en voz baja—muy baja; hoy domingo por la mañana he vuelto a ver la salida de el sol, que nunca deja de sorprenderme. Estoy en el campo, de caza, tras las perdices y con mis recuerdos, y  nostalgias a mis 83 años de edad a “cuestas”… ¡Por Diosssss diría la inefable y querida Mari Loli, a la que tanto echaré de menos. Y… ¡Ahí lo dejo!

“El recuerdo de los lejanos instantes o momentos de felicidad es lo que hace soportable envejecer; pero a la vez nos permite ser conscientes de lo que hemos vivido y, por tanto, aceptar que el pasado  jamás volverá” Y… ¡Ahí lo dejo también!

HASTA SIEMPRE.

  • En la radio con amigos
  • Presentación de mi primer libro