Muévete contra la desigualdad obscena

El pasado día 17 de octubre se celebraba el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Como todos los años por estas fechas, las organizaciones que trabajamos por hacer realidad este deseo, nos sumamos a la Campaña Pobreza Cero, que quiere ser un recordatorio de la realidad de nuestro mundo. Una realidad de desigualdad creciente , que como reza el lema de la campaña de este año, se hace indecente, obscena, y molesta a poca sensibilidad que se tenga ante el sufrimiento ajeno.

Tan solo 8 personas concentran tanta riqueza en el planeta como la mitad más pobre de la humanidad. Estas cifras no pueden dejarnos indiferentes y nos hacen preguntarnos qué hemos hecho con los bienes de este mundo. No puede dejarnos indiferentes saber que hay más de 810 millones de personas que aún hoy pasan hambre, que a pesar de todos los avances tecnológicos, de todo el “desarrollo” del que tanto presume nuestra especie, aún no hayamos sido capaces de hacernos cargo de nuestros congéneres y nos deje tan tranquilos que la causa de esta situación no sea la escasez, sino la forma en que está repartida la riqueza.

Estamos ante una situación global que amenaza seriamente la sostenibilidad del planeta, aumenta el drama de las migraciones forzosas y provoca muerte. Esta es nuestra real tragedia humanitaria diaria a la que no queremos mirar de frente.

Por eso se hace imprescindible abrir los ojos, reconocernos en el rostro de los otros, de los diferentes, de los de cerca y los de lejos que han tenido menos suerte y dejar que la indignación de paso a la misericordia y ésta a la acción.

Es necesario tomar partido y buscar respuestas locales y globales, de manera que nuestro modo de vida sea coherente con la búsqueda de soluciones. Juntos podemos movilizarnos en nuestro barrio, en nuestra ciudad, en nuestra comunidad, para denunciar e incidir donde se pueden tomar las medidas efectivas contra la pobreza. Sin olvidar que en lo personal y en el día a día, todos tomamos decisiones que pueden afectar a quienes peor situación están viviendo y que está en nuestras manos hacer algo para no dejar a nadie atrás.

 

Belén Santamaría Eraña