Martes, 10 de diciembre de 2019

El humor y los símbolos

Estos días  he visto, como todos, gran cantidad de comentarios, fotos, chistes… de todo tipo, sobre la bandera y los símbolos en general. Me da la sensación de que muchos aún no se han enterado de qué significa todo eso.

Algunos relacionan la bandera (la de España, me refiero) como si de un símbolo fascista se tratara. La colocan cobijando a alguno de los muchos políticos sinvergüenzas, ladrones, chorizos…, que por desgracia hemos tenido que sufrir, y seguimos sufriendo. Como si la bandera pudiera proteger a nadie, o exculpar a  nadie de los delitos que haya cometido. O como si la bandera fuera la culpable de que haya tanto chorizo suelto por el solar patrio.

No entiendo que se pueda relacionar la bandera con esos individuos. Tal vez se quiera trasmitir la idea de que la bandera, el fascismo, el choriceo y todo lo negativo que podamos añadir, están relacionados. Me da la sensación de que quien hace este tipo de cosas o está muy mal informado de qué es, qué representa y cuál es el origen de nuestra bandera, o sabiéndolo, tiene tan mala leche que pretende difundir un mensaje equivocado. ¿Con qué intención? Eso la sabrá él, (supongo).

Teniendo en cuenta que el número de tontos es bastante considerable, puede que ese mensaje cale en bastantes personas que ni siquiera se molestarán en averiguar qué hay de cierto en todo esto. Es más fácil creer lo que nos ponen delante de nuestras narices, sobre todo si dice algo malo de personas, instituciones o símbolos, que leer e informarnos, no sea que nos encontremos con algo distinto, y toda la gracia se nos vaya abajo.

Que conste que soy de los que opinan que el sentido del humor es fundamental para la vida, que la hace mucho más agradable y llevadera. Siempre he dicho eso de ríete del prójimo como de ti mismo. Pero para poder ejercer el humor, se requiere tener un mínimo de inteligencia, más que nada para no confundir humor con el insulto, con la agresión o con la descalificación.

Estos días he oído decir, con baste frecuencia, en todos los medios de comunicación, que algunos sectores de la sociedad han “secuestrado” la bandera y los símbolos de España, para hacer con ellos un uso partidista y espurio. Se quejan de que nunca han visto manifestaciones en las que se reclama mejoras en el trabajo, una vivienda digna, o contra el desahucio en las que se llevaran estos signos. No veo el problema. Por una parte si no los llevan será porque no lo consideran necesario, o simplemente no les da la gana, y en su derecho están de hacerlo así. El mismo derecho que tendrían si, por el contrario, quisieran hacer uso de ellos. Lo que no entiendo es que esta gente hable de ello, como si a estos colectivos se les hubiera vetado el derecho a usarlos. Si quieren hacerlo, solo tienen que ir a cualquier tienda de los chinos y comprar cuantas quieran y del tamaño que quieran.

Otra cosa es que no comulguen, ni quieran dar la imagen, que hoy por hoy, se tiene del que porta una bandera (de España me refiero), porque las demás tienen bula y se pueden ondear sin ningún tipo de problema, al contrario, es muestra de progresismo y democracia.

Desterremos de una vez los miedos, los prejuicios y las absurdas asociaciones que hacemos al ver o escuchar nuestros símbolos. Para eso, tal vez fuera interesante saber su origen. Alguno se sorprendería.