La Asamblea Nacional de Homeopatía defiende la profesionalidad de sus integrantes

“Los médicos que también prescribimos medicamentos homeopáticos, no somos alternativa a nada puesto que también utilizamos los convencionales”
Gonzalo Fernández Quiroga, portavoz de la Asamblea Nacional de Homeopatía

Tras la publicación en este medio de ‘Charlatanes’, una columna de opinión firmada por Ángel González Quesada, la Asamblea Nacional de Homeopatía ha querido responder con el siguiente artículo, firmado por su portavoz, Gonzalo Fernández Quiroga.

Artículo de Gonzalo Fernández Quiroga, portavoz de la Asamblea Nacional de Homeopatía

La homeopatía suma

En referencia a la tribuna titulada ‘Charlatanes’ en Salamanca al día RTV y como portavoz de la Asamblea Nacional de Homeopatía, una entidad que aglutina a los médicos, farmacéuticos y veterinarios que trabajan con este método terapéutico, me gustaría realizar las siguientes aclaraciones:

El autor incluye dentro de lo que llama como medicina alternativa o complementaria una serie de prácticas tan variadas y dispares que no tienen nada que ver entre sí pero de este modo parecen sonar más “exóticas”. Pero las TMNC (Terapias Médicas No Convencionales) están cada vez más implantadas en el mundo y la propia OMS en su infome 2014-2023 recomienda su integración en los sistemas de salud de los países miembros.

En cuanto a nosotros, los médicos que también prescribimos medicamentos homeopáticos, no somos alternativa a nada puesto que también utilizamos los medicamentos convencionales. Únicamente disponemos de otro recurso más para ayudar mejor a nuestros pacientes.

Medicina solo hay una y la homeopatía forma parte de ella. Los medicamentos homeopáticos están perfectamente regulados en España y en Europa y se han demostrado eficaces tanto por la experiencia acumulada en más de 200 años como por los estudios científicos publicados. Es más, incluso forman parte de las prestaciones públicas de salud de países europeos avanzados de nuestro entorno como Francia, Alemania, Austria o Suiza. 

Cada uno puede opinar lo que crea, pero no es de recibo que el firmante se permita faltar al respeto a profesionales médicos y farmacéuticos que lo único que buscan es la mejor manera de ayudar a sus pacientes.


Pero siendo eso grave mucho peor nos parece aún que, con  ignorancia frívola, ofenda también a los millones de personas que confían y complementan sus tratamientos con otras terapias no convencionales. “Desesperanzados ignorantes o estúpidos seguidistas o pobres víctimas de la incultura”, les llama nada menos. Esa arrogancia y esos adjetivos bastarían para descalificar sin más a quien los emite. Pero, por si fuera poco, revelan además un profundo desconocimiento.

En efecto, los datos se empeñan en demostrar precisamente todo lo contrario. Según la VIII Encuesta de Percepción Social de la Ciencia 2016, realizada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), el 52,7% de los españoles confía en la homeopatía y esa confianza aumenta cuanto mayor es su nivel de estudios.

Asimismo, conviene recordar que los pacientes, una vez informados, tienen el derecho por ley a poder elegir el tratamiento que estimen oportuno. Estos mismos pacientes optan y confían en los medicamentos homeopáticos por su eficacia y sus escasos efectos secundarios, lo que permite que puedan dispensarse a embarazadas, bebés y ancianos. Los medicamentos homeopáticos son además compatibles con los tratamientos convencionales y se venden en exclusiva en farmacias para asegurar así su calidad y seguridad en beneficio de los pacientes.

La homeopatía considera a la persona en su globalidad teniendo en cuenta los síntomas físicos pero también los emocionales y las circunstancias vitales en las que aparece la afección. De ahí sus tratamientos personalizados e integradores.

La homeopatía viene a sumar. Y por su eficacia y calidad humanista siempre será  un método atractivo para los pacientes y apasionante para los médicos que lo utilizamos en nuestra consulta.

Finalmente, sólo recordar que informarse bien y ser educado también es compatible.

Dr. Gonzalo Fernández Quiroga

Portavoz de la Asamblea Nacional de Homeopatía