Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

El Tranco o Salto del Diablo en Béjar

Con este nombre se conoce al conjunto de rocales a ambas orillas del río Cuerpo de Hombre y en el que se encuentra una roca con forma de bota, que ha dado lugar a una leyenda

Se cuenta que por allí pasó un día el diablo y para cruzar el río tuvo que dar una gran zancada con un pie en cada orilla, pero decidió antes dar un trago de vino, y al dar el salto definitivo para pasar a la otra orilla una de sus botas se quedó al otro lado convirtiéndose en piedra y conservando esa forma hasta nuestros días. De ahí su nombre de El Tranco del Diablo.

Actualmente en este bello paraje se encuentra una minicentral eléctrica que abastece a la ciudad, construida no hace muchos años sobre los restos de otra central eléctrica de mayor antigüedad.


Cerca de la espectacular panorámica de El Tranco del Diablo, están la casa de "la Vega" y las fincas de "el molino del fraile" y Navarredonda. En esta última, vivió el escritor e historiador Francés de Zúñiga, que fue bufón de Carlos I de España y que murió en febrero del año 1532 tras ser acuchillado.

Fotografía

  • Paraje de El Tranco del Diablo. Año 1915