Viernes, 28 de febrero de 2020

El barrio de los Milagros y su deterioro en el XX

Durante la Guerra de la Independencia, los franceses lo dejaron lleno de escombros y en el siglo siguiente, sobre todo, en las calles Empedrada y la Palma, todo era desolador y  las deficiencias sanitarias causaron estragos

El siglo XX para el barrio de los Milagros no fue otra cosa que una depauperación lenta y olvidada por el resto de la ciudad. Tomó su nombre de la puerta de los Milagros situada en una zona de la Peña Celestina, con una imagen de la Virgen de los Milagros en su muro, y de la cual se dice que hizo muchos.

Durante la Guerra de la Independencia, los franceses dinamitan parte de la Peña Celestina y sus alrededores. La dejaron tan llena de escombros, que el barrio de los Milagros empieza a conocerse también como barrio de los Caídos.

En la primera mitad del siglo XX, sobre todo, en las calles Empedrada y la Palma, unidas ya al haber sido derribada la hilera de casas que las separaba, todo era desolador en este barrio, pero sobre todo la deficiente sanidad que causó muchos estragos en ellas.

Antes de acabar el siglo, España soportó el azote del cólera, que en Salamanca adquirió particular importancia por esa deficiencia sanitaria, hasta el punto de que cada día morían entre veinte y veinticinco personas. Pasaron los años sin que se hiciera nada por remediar la situación, y la imagen que daba el barrio era desoladora.

Fotografías: Antiguas imágenes del barrio de los Milagros.

Aspecto que tenía la zona en 1900.

Fuente: El Suelo de Salamanca