Viernes, 18 de enero de 2019

“En Salamanca no hay trata de seres humanos para explotación sexual”

Presentó en la Sala de Grados de la Facultad de Derecho su última publicación en la que se expone el trabajo que llevan a cabo las Fuerzas de Seguridad en este asunto

Francisco Martín Ancín, antes de su charla en Derecho sobre su libro

El Salón de Grados de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca acogió este miércoles la presentación del libro de Francisco Martín Ancín, Comisario Jefe de la Comisaría Provincial de Salamanca, con el título “La trata de seres humanos con fines de explotación sexual en el Código Penal de 2010. Aportaciones de la Ley Orgánica 1/2015”.

El mismo, coeditado por Ediciones Universidad de Salamanca y Tirant lo Blanch dentro de su colección “Ars Iuris”, versa sobre la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, analizada desde el ámbito penal. En este sentido Francisco Martín Ancín apuntó, en referencia a Salamanca que “en la actualidad no existe en la provincia trata de seres humanos para la explotación sexual, aunque no podemos bajar los brazos y estamos atentos a cualquier indicio que pudiera alertar a la sociedad. En Salamanca no hay porqué preocuparse según datos que tenemos en cuanto a identificación. Alguna vez detectas una víctima, pero luego necesitamos que colabore con nosotros”.

Sobre el libro indicó que trata sobre la persecución de personas que se dedican a comercializar con personas con fines de explotación sexual, no con otro ámbito, como trabajos forzados, tráfico de órganos o matrimonios forzados. Está enfocado desde el punto de vista penal.

“La trata de personas para estos fines de explotación es la esclavitud del siglo XXI. Es un negocio lucrativo que mueve 10.000 millones de dólares al año. Existe un plan de lucha desde la Policía y todos los esfuerzos son pocos. Estamos volcados en la identificación de las víctimas y una vez detectada se le ayuda a que identifique a sus agresores así como protección”, apuntó.

Martín Ancín, por último, explicó que “estamos en coordinación con otras fuerzas de seguridad, así como con policías de otros países, ya que sin la misma sería más complicado detectar esos focos de este problema social. Un porcentaje importante de víctimas implica el cruce de fronteras y de ahí la cooperación. En España está detectado que la procedencia de las víctimas son de Europa del Este, de Sudamérica y también de África, como Nigeria”.

Fotos: Ángel Arroyo