Domingo, 19 de agosto de 2018

La desfasada ley seca

Las numerosas investigaciones que se están llevando a cabo en torno a esta planta (el país pionero en este ámbito ha sido Israel) han demostrado sus propiedades curativas o paliativas en enfermos de cáncer 
hoy en día estamos mucho más informados sobre el cannabis debido a los cambios que se están dando en lo que a su legalidad se refiere/Foto: Pixabay.com

Muchos se preguntarán que tendrá que ver la desfasada ley seca con la marihuana medicinal, las semillas de marihuana o el CBD (componente no psicoactivo del cannabis que se utiliza en medicamentos derivados de esta sustancia). Y es que, aunque nada tenga que ver el alcohol con el cannabis, si pensamos en las consecuencias en términos económicos en su día, por ejemplo, de la legalización del alcohol, podemos fácilmente deducir que en muchos casos legalizar ciertas sustancias puede ser más positivo que negativo.

No hay más que echar un vistazo a la inmensa fortuna que estados como Colorado han amasado dese que se aprobó en ellos la comercialización de la marihuana y productos derivados de ella. Los expertos hablan de sumas millonarias (como generadora de ingresos legales y puestos de trabajo) -muchos ya lo llaman el oro verde- y se ha demostrado que su legalidad ha reducido la criminalidad, ya que, como en el caso del alcohol, el mercado negro tiende a desaparecer cuando la mercancía en sí deja de ser ilegal. No solo eso, se ha podido comprobar que el porcentaje de adicción a esta sustancia es mucho menor (de hasta el 25%) en aquellos estados donde se ha legalizado.

El gran negocio de la marihuana crece de manera vertiginosa y va a seguir creciendo a medida que se vaya legalizando en más partes del mundo. En lo que a cannabis terapéutico se refiere, las numerosas investigaciones que se están llevando a cabo en torno a esta planta (el país pionero en este ámbito ha sido Israel) han demostrado sus propiedades curativas o paliativas en enfermos de cáncer (ya que no sólo ayuda en a los enfermos tratados con quimioterapia, si no que se habla de que puede llegar a matar células cancerígenas, según últimos estudios) VIH, glaucoma, epilepsia Alzheimer o Parkinson, así como su uso antiinflamatorio, o en tratamientos que combaten la ansiedad o el estrés. Y es que hoy en día estamos mucho más informados sobre el cannabis debido a los cambios que se están dando en lo que a su legalidad se refiere, cada vez en más países