Domingo, 16 de diciembre de 2018
Béjar al día

El preparatorio del Cristo yacente de González Macías, en el museo Mateo Hernández

BÉJAR | La obra podrá verse en el horario habitual del museo, desde el uno hasta el 30 de abril

Preparatorio del Cristo yacente de González Macías que será expuesto en el Museo Mateo Hernández

Desde uno hasta el 30 de abril, el museo Mateo Hernández expondrá al público el Cristo yacente de Francisco González Macías, un preparatorio en yeso policromado, de 1944, para la realización de la obra final que se conserva en Ribadesella.

Pese a no ser la talla en madera de cedro policromada, este preparatorio tiene el valor de ser la obra original que se utilizó para el sacado de puntos, un ejemplar que siempre es destruido una vez utilizado, pero que en este caso González Macías conservó.

Según las críticas, con esta obra, el escultor consiguió alejarse de la rigidez de este tipo de imágenes, captando con acierto el sello de la muerte en un cuerpo inerte y le valió la comparación con imagineros de la talla de Gregorio Fernández. La perfección de la anatomía de esta imagen la hizo protagonista de una anécdota, que cuenta que cuando González Macías terminó talla en madera, estaba trabajando en el Patio de Escuelas de Salamanca, junto a varios escultores más, y corrió la voz del realismo de la imagen, lo que llevó a que uno de los catedráticos de la facultad de medicina de Salamanca llevara al taller del escultor a sus alumnos y sobre la propia escultura diera aquel día su clase de anatomía.

Habitualmente se pueden ver en el museo Mateo Hernández, tres obras de este escultor bejarano que recibió clases en la Escuela Industrial y después en la academia de Bellas Artes de San Fernando, para más tarde establecerse en París continuando allí sus estudios. A lo largo de su vida aceptó numerosos encargos, en especial de cofradías e iglesias que le encomendaban pasos procesionales y figuras para parroquias, hoy se encuentran repartidos por toda España.

El Cristo yacente podrá visitarse en el horario habitual del museo Mateo Hernández, de miércoles a domingo, de 11.00 a 14.00 h. desde el uno hasta el 30 de abril.

También esta Semana Santa, la Santa Vera Cruz ha recuperado una imagen de este escultor que procesionaba en Béjar el Domingo de Resurrección, cuando la procesión del Encuentro salía el domingo en lugar del Sábado de Gloria, se trata de una imagen de la Virgen de los Dolores que ha sido restaurada por Rosa María Rodríguez del Olmo, nieta del orfebre que hizo el corazón de plata atravesado por un puñal, que lleva incorporado la talla. Esta imagen se presentará en el Casino Obrero el día uno de abril a las siete de la tarde.