Miércoles, 19 de febrero de 2020

“La enfermedad renal crónica es silenciosa y la obesidad contribuye a su desarrollo”

Este jueves se celebra el Día Mundial del Riñon y se informará sobre la importancia de prevenir esta patología para no llegar a la diálisis o al trasplante
Carmelo Martín, presidente de ALCER Salamanca, y la doctora Nélida Eleno Balboa

ALCER Salamanca celebra este jueves el Día Mundial del Riñón con varias actividades encaminadas a la prevención de la enfermedad renal crónica. En esta ocasión, el colectivo instalará tres mesas informativas -en el Hospital Clínico, la Plaza Mayor y la Plaza del Liceo, de 10.30 a 14 horas- en las que se tomará la tensión a todos los que se acerquen y se les explicará la importancia que tiene llevar una dieta sana, con la presentación de un menú saludable para prevenir la obesidad, y la necesidad de realizar actividad física moderada.

Además, el Ayuntamiento de Salamanca se sumará por la noche a esta celebración con la iluminación de la Puerta de Zamora con los colores de la Asociación Para la Lucha Contra las Enfermedades de Riñón, el verde y el naranja.

Este año el lema del Día Mundial del Riñón estará centrado en evitar la obesidad, ya que es uno de los factores de riesgo de padecer enfermedad renal crónica, junto a la hipertensión, la diabetes o el tabaco. Según ha explicado el presidente de ALCER Salamanca, Carmelo Martín, “la enfermedad renal crónica es un enfermedad silenciosa y la obesidad es una de las causas que contribuyen a su desarrollo”. 

En la presentación de las actividades del Día Mundial del Riñón, Carmelo Martín ha estado acompañado por la doctora Nélida Eleno Balboa, del departamento de Fisiología y Farmacología de la USAL, quien ha alertado sobre el daño que la obesidad produce en el riñón y la necesidad de prevenirla. “La obesidad es ya una pandemia provocada por la mala nutrición y la falta de actividad física y no afecta solo al riñón, afecta a todo el mecanismo”, ha asegurado. También ha insistido en la importancia de prevenir la enfermedad renal crónica para no llegar a la diálisis o al trasplante.