Sábado, 14 de diciembre de 2019

La Plaza Mayor de La Alberca, lugar de encuentro, también para las piaras de cerdos

Presenta una estructura típicamente serrana, presidiendo el entorno, un crucero de granito decorado con símbolos de la Pasión
Levantada sobre columnas de granito y madera, la plaza mayor de La Alberca presenta una estructura típicamente serrana, presidiendo el entorno, un crucero de granito decorado con símbolos de la Pasión.
 
Sus fachadas están recorridas por una serie de balcones, iluminadas por el resplandor de la blanquecina cal. Mantiene un equilibrio y armonía perfecto a través de la conjugación de la madera con el granito. Es el eje principal de La Alberca y desde donde parten todas sus calles.
 
La originalidad de sus calles, plazas y casas es fruto de una arquitectura popular que se ha mantenido con el transcurso de los siglos. La Plaza Mayor de La Alberca es el lugar de encuentro y de la vida social donde aún se llevan a cabo los sucesos más importantes de la localidad.
 
En el siglo XXIII, La Alberca era una villa dependiente de la corona leonesa, siendo de los pocos lugares de la Sierra de Francia que no pertenecía al Condado de Miranda del Castañar, aunque compartía con éste su pertenencia al Reino de León.
 
Fotografías 
 
▪ Plaza de la Alberca en 1960. Autor: Miguel Quintilla.
 
▪ Piaras de cerdos en la Plaza de la Alberca, entre 1928 y 1936. Autor: Otto Wunderlich  (Archivo Wunderlich)
 
Fuente texto: Web del Viajero.