Sábado, 18 de agosto de 2018

El Palacio de la Salina, la joya de la Diputación

Este edificio de estilo plateresco, construido en 1538, fue sede del estanco de la sal hasta 1870,fue comprado por la institución provincial en 1881 y es sede de la misma desde 1884

Este edificio de estilo plateresco, que se levantó en 1538, fue sede del estanco de la sal hasta 1870, su disposición abierta a la calle, demuestra que es un inmueble construido desde sus inicios para ser público y no destinado a residencia, por lo que se puede afirmar que Juan Alonso de Fonseca, era el concesionario del monopolio de la sal en la ciudad. De ahí su nombre de Palacio de la Salina.

Existen fotografías cómo una de las que se adjuntan, donde se puede apreciar el suelo inclinado hacia San Pablo con cantos rodados, con el fin de facilitar el movimiento de las caballerías de tiro y carruajes. Fue reformado cuando el edificio por Real Merced de 1522, pasó a propiedad de Mayor de Fonseca y Toledo, hija de Alonso de Fonseca y María de Toledo, señores de Coca y Alaejos y sobrina del Arzobispo Fonseca II.

Dentro del patio, donde se fusionan el estilo gótico con el renacentista, se encuentra la galería de tres arcos más antigua, que recuerda los patios de la Casa de las Conchas, Escuelas Menores y la galería alta de la Universidad. Su conjunto artístico es muy interesante, dada la originalidad de la casa de la Salina entre las casa señoriales.

Fue comprado por la institución en 1881 y es sede de la Diputación desde 1884. 

Fotografías:

  • J. Lauren. Patio - Detalle y Fachada principal de la Casa de la Salina. Hoy Diputación de Salamanca (Fototeca Patrimonio Cultural Español)