Viernes, 19 de abril de 2019

Bilosnic: “A Alencart siempre le acompañan la sombra verde de la selva peruana y el sol sobre la piedra de Salamanca”

El reconocido poeta Tomislav Marijan Bilosnic ha escrito un amplio ensayo sobre la obra de A. P. Alencart, colaborador de SALAMANCArtv AL DÍA

Zeljka Lovrencic en Zagreb, con un ajemplar de la antología

Trece páginas impresas conforman el texto que escribió uno de los notables poetas croatas actuales, Tomislav Marijan Bilosnic (Zemunik, 1947), sobre la poesía de Alfredo Pérez Alencart, profesor de la Universidad de Salamanca y colaborador de SALAMANCArtv AL DÍA. Dichas reflexiones se incluyeron como epílogo en la antología de Alencart “Tu je nebo / Aquí es el cielo” (Coedición de la editoriales Naklada Đuretić y Studio Moderna, Zagreb, 2016, pp. 180), con selección y traducción a cargo de la prestigiosa hispanista Zeljka Lovrencic.

En su escrito, Marijan Bilosnic estima que “a Alfredo Pérez Alencart le es cercana toda diversidad cultural, lo mismo que la complejidad de las experiencias históricas y vitales que unen a España con el Perú y con Sudamérica en general. La riqueza conceptual de su poesía entrecruza diferentes puntos de vista y al mismo tiempo los amplía con nueva luz y nuevos puntos de vista haciendo conocer más profundamente las relaciones entre la cultura iberoamericana”.

También insiste en los múltiples registros de la obra lírica del peruano-salmantino: “En la poesía de Alencart no hay crisis del verso; el poeta en cada momento está listo para una nueva aventura, para nuevas combinaciones, nuevas modulaciones, sílabas de diferentes cánones, tonos, longitudes y ritmo, sometidos al teclado personal, cambiando la forma del verso de una colección a otra, de un ciclo a otro. La profundidad de la poesía no está en su filosofía o en cualquier descubrimiento, sino en su fe, en lo transcendental, en aquello que en el lector deja la impresión de que siempre se le escapa el punto de emoción; alejándose de nosotros lo que más nos emociona. Cuando terminamos de leer un poema suyo nos parece que nos encontramos en su comienzo. Cuando una nueva lectura nos ofrece otra pasión, como si nunca hubiésemos pasado por este camino, esa es la señal de que escuchamos la lengua (el habla) de la poesía”.

Tomislav Marijan Bilosnic y A. P. Alencart

En su texto epilogal, titulado “Todo el conocimiento del mundo es insuficiente para el descubrimiento de la poesía”, Tomás Marijan Bilosnic confiesa la dificultad que entraña explicar la poesía de Alencart y también enuncia la vertiente ética de su mensaje poético: “Así que lo más sencillo es decir que sé que es la poesía de Alencart mientras la leo. Pero dudo de poder explicarla con mis palabras - porque, en cuanto se usa otra palabra para explicar el verso y ella no está en el verso, la poesía se esconde.  Alencart es poeta contemporáneo con recuerdos del pasado. Es poeta que eufóricamente transformará diversas mitologías a su mitología personal. Peruano y español, es poeta que desprecia la codicia, se acoge a la Naturaleza. Respeta a los muertos, celebra a los vivos. Su país natal es un laberinto. Cree en la misericordia, sin querer perdonar a los explotadores. Consciente ideológica y socialmente. Respeta e invita que se respete la ley moral. Condena el exceso, pero no predica el ascetismo. Su camino intelectual es, antes todo, estético. Lucha por lo real, esperando la redención mística”.

Lo social, otra de las vertientes de la obra de Pérez Alencart, es tratada por Bilosnic: “La poesía social de Alencart coexiste con los problemas y el terror del mundo global explotador. El tiempo de la explotación y de las mentiras aquí llegan a ser nuestra realidad… El poeta tiene el derecho y la suerte de mantener la fe en la utopía como salvación propia. Del paraíso que es capaz de crear por sí mismo. Su derecho es advertir claramente la injusticia y confiar que el mañana no será tan desgraciado como el hoy. Pero el poeta no tiene paciencia para esperar y escribe versos siguiendo la huella del Evangelio de Cristo… En este sentido, en el camino de Alencart percibimos las sombras del éxtasis poético del místico San Juan de la Cruz. En los perfiles de la empedrada Salamanca descubrimos la luz del espíritu que se amontona por todo un milenio, por toda la eternidad”, resalta el croata.

Bilosnic, traducido a muchas lenguas y autor de más de cien libros de diversos géneros literarios, también trata sobre los haikus escritos por Alencart: “La poesía y el amor hacia la naturaleza se realizan en su totalidad especialmente en el haiku, el arte japonés donde la pintura, la caligrafía y el poema forman una totalidad inseparable. A Alencart siempre le acompañan la sombra verde de la selva peruana y el sol sobre la piedra de Salamanca. Por eso el poeta elige el haiku como libertad absoluta de uno y otro lado, la vida fluye al arte. La cristalización de lo visto y lo sentido, el mismo instante cognitivo, es más evidente en el haiku. Puesto que a Alencart lo considero también el hombre de los incentivos, fácilmente lo acepto como maestro del haiku que nos inspira a la vivencia que él mismo sintió”.

  • Tomislav Marijan Bilosnic y A. P. Alencart