Miércoles, 19 de septiembre de 2018

Adiós Obama...

¿Qué podemos decir de este presidente? Lo primero que se nos ocurre es que parecía un buen chaval...

Pero no nos engañemos ha sido uno más de la cadena, que seguramente ha hecho lo que ha podido o le han dejado. Se va dejando a Europa aislada por el norte y por el sur. Queremos suponer que no eran sus objetivos. Y por el oeste con el Brexit. Mejor no lo ha podido hacer. Incentivo las primaveras árabes para dejar a una Europa sometida al terrorismo yihadista, aislada de las materias primas y el comercio con Rusia. Erigiéndose en la principal potencia en el lejano Oriente, y por si fuera poco alentando soterradamente el Brexit. Menos mal que le salió mal el tratado de libre comercio con USA, pues la agricultura europea y principalmente la española se habría visto comprometida, pues nos invadirían con carne barata de mala calidad y muchos productos agrícolas con un control fitosanitario discutible.  La letra pequeña siempre es muy larga, y compromete a unos sectores en beneficio de otros. Lo peor de todo es que aquí todo se hace con el beneplácito de Alemania, que nunca acabará de pagar la deuda que tiene con los USA.

Al final parece también que, por una u otra razón, por mal perder o que se aburre, o que tiene que pagar a quién lo apoyó, está ensuciando su legado con sus ataques a Trump que de seguro está mucho más preparado que él, y tiene a más personas que le descuelgan el teléfono si necesita algo, sin deberles nada a cambio. Hay muchos más que se lo deben a él si necesita un favor. Hay que dar distancia y dar oxigeno al que acaba de llegar. El año que viene ya se verá por donde vamos.

Para España Obama sólo ha supuesto el que nos toque tener en Rota el escudo antimisiles, que de seguro es lo mejor que nos ha podido dar, una pedrea que da trabajo a ese Sur tan desfavorecido de Andalucía. Mejor habrían sido más compromisos y más carga de trabajo para otros sectores de la población y del territorio.

Lo triste de todo este balance es que los medios de comunicación critican y ensalzan a unos sin saber  o porque lo dice tal o cual agencia, sin analizar o tomar partido, ante unas noticias impuestas desde no se sabe tal o cual fuente. Tenemos una clase de comentaristas que no son más que unos recorta y pega de lo que oyen o de lo que supuestamente les parece bien. Algunos necesitarían que se tomarán unas vacaciones que de seguro agradecerían. Decir a estas alturas que Rusia ha influido en las elecciones, es lo mismo decir que los USA influyen en las elecciones españolas, pues seguramente habrá sido así en alguna ocasión. En los mismos USA los lobbies influyen con escándalos, noticias falsas, etc... En España han intentado, intentan e intentarán influir en lo que les interesa, el ejemplo claro lo tuvimos durante el franquismo, con el pago a los generales de Franco para influir en la política exterior e interior española por parte de los USA y Gran Bretaña, y de seguro en la actualidad que algunos paises andarán a intentarlo para defender sus intereses aquí, como bien a indicado el CNI, y como en todas partes. Los medios de comunicación, universalizados con las apps, son muy potentes. Somos tontos pero que nos lo hagan parecer, es como si fuéramos el del dicho del tonto que sigue la linde y cuando se acaba sigue. Como en el más pequeño de los pueblos en todos hay un correlindes, que se hace el tonto o lo es, pero que siempre anda corriendo la linde. Pensar que una superpotencia no anda a correr la linde es de ignorantes, pero airearlo es de palurdos. Al final el Obama se está retratando y empezó ganando un premio Nobel, pero a lo mejor tendría que acabar devolviéndolo. Será un presidente recordado porque ha ido en punto muerto, pues se ha dedicado a deshacer y no ha sabido construir legados duraderos.