Lunes, 28 de septiembre de 2020

El antiguo barrio de Curtidores junto al Tormes

La imagen a la entrada de Salamanca cambiaba con los primeros derribos de los años 50

En las dos imágenes que a continuación se adjuntan podemos apreciar los cambios producidos a la entrada de la ciudad, antes y después de los primeros derribos de los años cincuenta, en la zona conocida como el barrio de Curtidores.

Fueron tomadas desde el Puente Romano por Felipe Torres, y se puede apreciar como en la primera de ellas, permanece en pie el conjunto de edificios, ya fotografiados por Hauser y Menet, a principios del siglo XX, cuando la ribera era todavía una especie de taller y corral de la ciudad, un espacio utilizado para la vida del barrio. Esa extensión de tierra, con estructuras antiguas, muestra las huellas del paso constante de los vecinos entre sus casas y la orilla.

En la segunda imagen, el espacio junto al río va despejándose y las construcciones humildes se convierten en un lugar más agradable. Podemos ver como la chopera ha crecido junto al puente, tapando los viejos edificios de la ribera, y al lado la iglesia de Santiago, restaurada en 1957 por el arquitecto Palacios.

Fotografías: Felipe Torres / Textos extraídos del libro El perfil de Salamanca.

Primera: Barrio de Curtidores en los años cincuenta.
Segunda: Tras la restauración de la iglesia de Santiago.