Miércoles, 23 de enero de 2019

‘De nadie’, los cuidados versos que transmiten la cosmovisión de Mario Pérez Antolín

Ha presentado su última obra, un poemario que recoge fragmentos de sus libros ‘Profanación del poder’, ‘La más cruel de las certezas’ y ‘Oscura lucidez’, dedicados a los aforismos

Presentación del poemario de Mario Pérez Antolín / Foto de Alberto Martín

‘De nadie’ es el título del poemario de Mario Pérez Antolín, que el propio autor ha presentado este sábado, en la librería Letras Corsarias, en un acto junto a Aída Acosta Alfonso, Javier Dámaso y Javier Campelo.

La obra, editada por la Editorial Páramo, tiene ilustraciones de Nuria Cadierno y el prólogo de Juan Carlos Mestre, que dice: “Mario Pérez Antolín, un poeta literalmente singular, una voz bienaventurada entre aquellas que han hecho de la conducta de su lenguaje una manera de estar en el mundo”.

‘De Nadie’, es su última obra, un poemario que recoge los versos aparecidos en sus obras ‘Profanación del poder’, ‘La más cruel de las certezas’ y ‘Oscura lucidez’, dedicadas a los aforismos.

Biografía de Mario Pérez Antolín

Mido un metro y setenta y nueve centímetros con zapatos. El tiempo que todo lo allana no ha podido todavía doblegar mi altivez. Mi complexión es robusta tirando a gruesa, consecuencia, supongo, de la herencia paterna y, por qué negarlo, del sedentarismo vocacional.

El aspecto general casa más con un teutón que con los naturales de estos pagos, por lo que, si además lo unimos a mi nacimiento accidental en Stuttgart, no pocas veces he tenido que afirmar mi nacionalidad cuestionada. Luzco una cabellera flava que a duras penas resiste las acometidas de las canas y la calvicie, frente senatorial, ojos azules velados por el astigmatismo y la decepción, nariz aquilina, labios gruesos y bien perfilados, y una laxitud inmerecida en las articulaciones y las creencias.

Como no pueden ver, en resumidas cuentas, una extraña combinación de escriba mesopotámico, galán en horas bajas y feliz padre de familia. Pocas cosas me han arrebatado, pero las que lo han conseguido dejaron en mí tal huella que aún hoy no paso un día sin entregarme a su deleite: los libros, la música, el cine, los viajes.

Después de varios intentos fallidos, por fin puse algo de orden en esta cabeza donde voy colocando, como en un trastero, las convicciones que ya no sirven más que para recoger polvo.

Tengo la sensación de haber llegado tarde a la mayoría de las ideas geniales. Ideales no tengo. Carezco de credos e ideologías; me alimento tan sólo de aquello que no daña mi inteligencia, mis sentimientos y mi estómago.

En cuestión de amores, reconozco que no estuve a la altura cuando se me dio en exceso, y que en época de hambruna se me acrecienta el apetito.

Parte de su obra aparece en diferentes números de revistas literarias y ensayísticas, entre las que destacan: Llanura, El Cobaya, Albor, Álamo, Temas para el debate, Leviatán, En pie de paz, Ecología política, El cuaderno, Quimera, Acantilados de papel, Senderos Íberos, Palabras Diversas, Sur Revista de Literatura, Ariadna, Piedra y Cielo, Las nueve musas, Eikasia, Atticus y Blanco Móvil.

Es coautor de las siguientes antologías: Poesía en Ávila (2003), El huerto magnífico de todos (2008), Luz en los balcones (2009), El mismo azul (2009), Sentados o de pie. 9 poetas en su sitio (2013), Pensar por lo breve (2013), Aforistas españoles vivos (2015), Cuestiones ineludibles (2015), Aforismos contantes y sonantes (2016) y Pasión micrófila (2016).

Ha escrito 7 libros: Semántica secreta (2007), Yo eres tú. Poesía 1985-2007 (2010), Profanación del poder (2011), La más cruel de las certezas (2013), Oscura lucidez (2015), De nadie (2016) y Esta ínfima parte de infinito (2016). C

Colabora habitualmente como articulista y escritor en algunos medios de comunicación. Una selección de sus aforismos ha sido traducida al árabe. Su obra se conoce bien en Hispanoamérica. Cuenta con un libro publicado recientemente en México.

Fotos de Alberto Martín