Lunes, 18 de febrero de 2019
Béjar al día

El mantel de la Catedral de Coria, un enigma por desvelar

BÉJAR | Ignacio Dols Juste diserta sobre el “mantel de la última cena” el día 25 de noviembre, a las 20.15 h en el Ateneo Cultural

Mantel de la Catedral de Coria

El Casino Obrero y el Rotary Club organizan el próximo viernes a las 20.15 h. una conferencia a cargo de Ignacio Dols Juste, arquitecto del centro español de Sindonología, sobre el mantel de la “Última Cena” albergado en la Catedral de Coria.

Según algunos de los estudios más recientes el mantel de Coria está fabricado en un tejido procedente del siglo I, especulándose con la idea de que la Síndone tuvo que ser un mantel, por la precipitación con la que fue enterrado Jesús y porque  algunos investigadores opinan que la Sábana Santa y el mantel debieron ambos ser usados en la última Cena, basándose en la costumbre semita de utilizar dos manteles a modo de ritual durante las grandes solemnidades, y la Pascua era la mayor de todas ellas.

Los orígenes del mantel de Coria y su ubicación en la Catedral son aún más singulares, en ellos se mezcla magia y religión a partes iguales. Según cuenta la tradición, el mantel fue llevado a Roma por Santa Elena, madre del Emperador Constantino, allí pasó a formar parte del tesoro de Carlo Magno que lo llevó consigo a tierras extremeñas cuando se batió allí con Fierabrás, emperador de Alejandría.

Considerado como una pieza mágica en la que se obraban prodigios como la aparición de viandas sobre él, fue custodiado en la fortaleza de Alconétar construida por los templarios sobre las ruinas de un castillo romano, donde se encontró la reliquia.

La primera referencia documental data de 1.404, cuando el Papa Luna otorga una bula por la que reconoce su autenticidad y permite su exposición al culto cada mes de mayo en la Catedral de Coria, sin embargo tanta euforia por un mantel que se consideraba milagroso obligan a prohibir su exhibición a partir del siglo XIX para evitar su deterioro.