Domingo, 23 de septiembre de 2018

El equipo técnico expone el proyecto y las obras de restauración del Claustro de Colón

La celebración del VIII centenario de la Orden de los Dominicos ha incluido hoy la conferencia ofrecida por Jesús Manzano y Jesús Maldonado
Charla en el Liceo con motivo del centenario de los Dominicos. Foto: Alberto Martín

La celebración del VIII centenario de la fundación de la Orden de Predicadores ha continuado esta tarde con la conferencia ofrecida en la Sala de la Palabra del Teatro Liceo por el equipo técnico que ha dirigido la restauración del Claustro de Colón: el arquitecto Jesús Manzano y el arquitecto técnico Jesús Maldonado, bajo el título ‘Proyectos y obras de restauración del Claustro De Profundis/Colón’.

La Orden de Predicadores fue fundada en Toulouse (Francia) en 1215 y, tras la creación de la Universidad en 1218, Santo Domingo de Guzmán mandó que se fundara en Salamanca un convento para que sus frailes estuvieran presentes en las ciudades universitarias. Inicialmente los Dominicos se establecieron en Salamanca fuera de las murallas, junto al río Tormes, en la iglesia de San Juan El Blanco, a la que adosaron su convento. En esta ubicación permanecieron hasta que en 1256 una riada del Tormes derribó iglesia y convento. Ese mismo año, el obispo de Salamanca les entregó la iglesia de San Esteban, que en aquellos años era un pequeño templo románico.

Casi desde sus inicios, el convento de San Esteban quedó consagrado como centro de estudio y docencia para la Teología. Actualmente la comunidad de los Dominicos en Salamanca, de la que es prior Ricardo de Luis Carballada, es rica por su diversidad al estar compuesta por unos treinta frailes de ocho naciones, de cuatro continentes y con edades comprendidas desde los veinte hasta los ochenta años.

Fotografías: Alberto Martín