Domingo, 11 de abril de 2021

Torre y campanario de la Catedral Nueva

Este campanario, a consecuencia del terremoto, se inclinó amenazando su propia ruina y la de las viviendas próximas

Dos de los elementos más vistosos exteriormente, la cúpula del cimborrio y la parte alta de la torre-campanario, fueron construidos durante la fase final de las obras, a comienzos del siglo XVIII. Este cuerpo superior se añadió sobre la base de la torre románica de la Catedral Vieja.

El cimborrio es uno de los elementos más notables. Originalmente fue una construcción barroca de Joaquín Churreguera que lo acabó en el año 1725, teniendo que ser reconstruido en 1765 al ser afectado por el terremoto de Lisboa.

Una de las curiosidades de la catedral es que este campanario, a consecuencia del terremoto, se inclinó amenazando su propia ruina y la de las viviendas próximas. Antes de decidir su supresión se decidió reforzarla forrándola de piedra para darle la estabilidad perdida.


Así nos ha llegado hasta nuestros dias: torcida pero segura.

Fotografías
J. Laurent - Antonio Passaporte.
(Fototeca Patrimonio Cultural  Español)
 
▪ Torre y campanario de la Catedral Nueva.