Lunes, 26 de octubre de 2020

Unamuno, el episodio del 12 de octubre

A partir de este incidente, Miguel de Unamuno  es recluido en su casa bajo arresto domiciliario, donde el 31 de diciembre de 1936 muere repentinamente

El 12 de octubre de 1936, "Fiesta de la Raza" decretada por los nacionalistas y coincidiendo con la apertura del curso académico, en el acto celebrado en la Universidad, Unamuno recrimina al general Millán Astray  el "odio a la inteligencia" improvisando un famoso discurso. "Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta; pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha".

Ante tal provocación, el general fundador de la Legión exclama: "¡Viva la muerte! ¡Mueran los intelectuales! ". Unamuno se  vuelve a encarar, pero el público asistente le impide seguir con su discurso y solo la intervención de Carmen Polo, esposa de Franco, impide que los más fanáticos golpeen al viejo profesor.

A partir de este incidente del 12 de octubre, Miguel de Unamuno  es recluido en su casa bajo arresto domiciliario, donde el 31 de diciembre de 1936 muere repentinamente.

Fotografías

  • Paseando por la Universidad de Salamanca.
  • Saliendo de la Universidad, tras el episodio del 12 de octubre (1936).
  • En su despacho de la Universidad.
  • En la  balconada de la última casa que habitó en Salamanca (1933)
  •  

Esperanza Vicente Macías