Miércoles, 19 de febrero de 2020

Traducciones de la Biblia al Castellano

He presentado en la postal anterior las once traducciones de la Biblia al castellano que, a mi juicio, conforme al Coloquio de Estella, son las más representativas.

Pero hay otras también muy importantes y numerosas, casi imposibles de reseñar. Entre ellas abundan las versiones protestantes, derivadas casi todas de la Biblia del Oso (Reina-Valera), cf. imagen. Abundan también las biblias católicas, muchas de ellas inspiradas hasta el siglo XX en la traducción latina de San Jerónimo (Vulgata).

Entre ellas, a modo de ejemplo, pudimos citar y estudiar unas cuantas. Para las traducciones bíblicas anteriores al siglo remito a mi trabajo ya citado del Comentario Bíblico de San Jerónimo.

Católicas

1. Sagrada Biblia (A. Magaña, Paulinas, México 1978).
Preparada por Agustín Magaña (1887-1982), pensador mexicano, especialista en filología griega, profesor del seminario de Zamora, que quiso presentar al pueblo un texto de lectura fácil, claro y preciso, que responda a sus necesidades religiosas. Ha traducido el Nuevo Testamento directamente del griego. Para el Antiguo Testamento ha utilizado el griego de los LXX, comparándolo con otras traducciones castellanas. Su lenguaje es popular y bello, pero le falta precisión. Un grupo de especialistas de la Universidad Pontifica de México ha revisado la obra y preparando una nueva edición, más fiel a los originales, sobre todo en lo que toca al Antiguo Testamento.

2. Nácar-Colunga (BAC, Madrid 1944). La Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) publicó en 1944 la primera versión católica de la Biblia realizada a partir de los originales hebreos y griegos, conforme a los métodos de la nueva exégesis científica. Los traductores fueron Eloíno Nácar, hebraísta, para el Antiguo Testamento, y Alberto Colunga, biblista dominico, para el Nuevo. Ambos eran profesores de Salamanca, España, lo mismo que M. García Cordero, que ha venido preparando las ediciones posteriores de la obra, a partir de 1965. Se trata, en general, de una traducción excelente, tanto por su fidelidad a los originales, como por la riqueza de su lenguaje castellano. Es quizá la más extendida, con casi dos millones de ejemplares impresos. Se puede seguir utilizando con provecho, a pesar de que su formato no sea el más cómodo (hay edición del 1999).

3. Juan Straubinger (Desclée de B., Buenos Aires 1951). Fue un sacerdote de origen alemán, que vivió en Argentina (1883-1959), profesor de Sagrada Escritura en el Seminario de La Plata y fundador de la Revista Bíblica. Había revisado ya la traducción de Petisco-Torres Amat (1941) y publicó más tarde propia versión de la Biblia en cuatro tomos (Desclée de Brouwer, Buenos Aires 1951). Se publicó también en edición ecuménica en la Catholic Press de Chicago (1971) y en la editorial Antalbe, de Barcelona (que significativamente omite su nombre). Ha aparecido también, y sigue apareciendo en diversos países de América Latina. La versión de Straubinger tiene en cuenta las anteriores (de Nácar-Colunga y de Bóver-Cantera), pero se distingue de ellas por una mayor fidelidad a la tradición teológica católica, por su minuciosidad crítica y, sobre todo, por su deseo de ofrecer un texto que resulte válido para la exégesis católica.

4. Martín Nieto: La Santa Biblia (San Pablo, Madrid 1964, 1988). Las traducciones anteriores eran obra de una o dos personas. Esta proviene, más bien, de un equipo dirigido por Evaristo Martín Nieto, que fue durante mucho tiempo director de La Casa de la Biblia (Madrid), para la que preparó una traducción popular, aunque precisa y exacta, de la Biblia (1964), que fuera accesible a los lectores menos especializados. Más tarde, las Ediciones Paulinas de Madrid han tomado a su cargo esta traducción, que ha sido revisaba por un equipo dirigido por J. A. Carrera Páramo, apareciendo desde entonces con el nombre de La Santa Biblia (San Pablo, Madrid 1988) Esta es una traducción que quiere ser rigurosa, aunque de tipo más religioso que erudito. Sus editores intentan convertirla en una especie de Vulgata o texto bíblico común para los diversos países de lengua castellana y para ello han realizado diversas ediciones (por lo menos hasta el 2003), adaptadas en cada caso al contexto social y religioso. En 1989, la Reader's Digest ha publicado una edición monumental de lujo de esta obra.

5. Franquesa-Solé, Biblia Regina (Regina, Barcelona 1966). Por iniciativa de la Editorial Regina de Barcelona, España, varios especialistas de la Congregación de los claretianos (Hijos del Corazón Inmaculado de María), publicaron una nueva traducción de la Bíblia, con fines básicamente pastorales o misiones. Los trabajos estuvieron dirigidos por Pedro Franquesa (Antiguo Testamento) y José María Solé (Nuevo Testamento). Su traducción está dirigida básicamente a los círculos de estudio de la Biblia, como texto de referencia para cursos bíblicos, en una línea pastoral. A pesar de ello, en su conjunto, la fidelidad a los textos originales resulta sorprendente, sobre todo en el Antiguo Testamento, donde los nombres propios hebreos aparecen transliterados. Esta es una Biblia menos conocida que las anteriores, aunque en algunos aspectos les lleva la ventaja (hay edición del 1996).

6. S. de Ausejo, Biblia de Herder (Herder, Barcelona 1975). Por encargo de la Editorial Herder, Barcelona (España), Serafín de Ausejo, religioso capuchino, preparó una nueva traducción de la Biblia, realizada, bajo su dirección, por un grupo de especialistas españoles y latinoamericanos, entre los cuales había algunos protestantes. No se trata, sin embargo, de una edición ecuménica, porque los traductores protestantes trabajaron bajo su responsabilidad personal y no en nombre de sus propias iglesias. El Nuevo Testamento había aparecido ya en 1969. El texto completo es de 1975 (La Biblia, Herder, Barcelona 1975). Se ha hecho una versión portuguesa, muy difundida en Brasil. Se trata de un texto de lectura agradable, que evita los tecnicismos, de manera que en algunos momentos se acerca a lo que después llamaremos "biblias populares" (hay una edición del 2003, adaptada por M. Villanueva).

7. La Biblia de Vaccari (La Sagrada Biblia, Version Española con notas a cargo del Pontificio Instituto Biblico de Roma, Editorial Montaner y Simón, Barcelona 1961). Félix Puzo, E. Bosch, C. Brates y A. Jiménez adaptaron al castellano la versión italiana de la traducción dirigida por gran escriturista A. Vaccari y realizada bajo el patrocinio del Pontificio Instituto Bíblico de Roma (A. Vaccari ed altri, Sacra Bibbia, Ed. Salani, Firenze 1957/58, en 10 volúmenes, luego en uno). Tanto la traducción como las notas de la edición italiana recogen la mejor información bíblica que de ese momento. Los traductores españoles se apoyan en la versión italiana, de la que toman introducciones y notas. La obra fue y sigue siendo valiosa, pero está realizada con criterios anteriores al Concilio Vaticano II y ha sido poco divulgada (hay una segunda edición de 1968).

4
Traducción interconfesional. Dios habla hoy (SBU, Madrid 1979).
La primera edición contenía sólo el Nuevo Testamento, apareció en 1966 y había sido preparada por una comisión de expertos las Sociedades Bíblicas Unidas, con el nombre de Dios habla al hombre. La edición entera (Antiguo y Nuevo Testamento) apareció en 1979 con el título Dios habla hoy. Hay dos versiones.
(1) Una para cristianos evangélicos o protestantes, sin los libros deuterocanónicos.
(2) Otra para los católicos, con los deuterocanónicos, bajo patrocinio del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) y del Secretariado Nacional de Ecumenismo de España. Es la primera Biblia interconfesional en castellano, aunque ha sido duramente criticada por su lenguaje, a veces quizá demasiado popular, y porque no defiende expresamente las posturas que parecen católicas en la Biblia. La versión quiere aplicar el criterio de la traducción dinámica, donde importa más el despliegue de los conceptos y narraciones que la literalidad de los términos, en un lenguaje más apto para América Latina que para España. Contiene ilustraciones pedagógicas muy valiosas, realizadas por Anita Vallotton, apropiadas para todo tipo de lectores (Se sigue editando con regularidad).


5. Un ejemplo de traducción protestante

1 Santa Biblia. Nueva Versión Internacional (Sociedad Bíblica Internacional, New York 2001).

Quiere ser la Biblia protestante para el tercer milenio, un texto bíblico adecuado para la evangelización de las nuevas generaciones. En su presentación se dice que es "la primera Biblia traducida al español en su totalidad de las lenguas originales, por un equipo de biblistas evangélicos latinoamericanos" (pues la anterior, La Biblia de las Américas, habría sido una adaptación de la de Reina-Valera). El proyecto surgió en 1990, creándose un comité dirigido por René Padilla y Luciano Jaramillo, con el encargo de realizar una nueva versión de la Biblia a partir de los textos originales. El equipo de traductores pertenece a diversas iglesias y denominaciones evangélicas (pentecostales, presbiterianos, luteranos, menonita, bautistas...) y ha sido patrocinado por las Sociedad Bíblica Internacional. La traducción es nueva, pero utiliza los principios exegéticos y hermenéuticos empleados pos su modelo inglés (la NIV o New International Versión, 1973-78). La obra cuenta con un glosario, notas explicativas al pie de página, índice de títulos y tabla de abreviaturas, tablas de pesas, medidas y monedas. Todavía es pronto para saber si esta versión suplantará a las anteriores.

6
Traducción de Testigos de Jehová
Santas Escrituras (Watchtower, New York, 1961 y 1987).

Este es el nombre que los Testigos de Jehová han dado a su versión de la Biblia, que se funda en el el convencimiento de que las restantes versiones, en todos los idiomas, están de algún modo viciadas por los presupuestos de las diversas iglesias y confesiones cristianas. Sólo esta versión reflejaría el contenido exacto de las Escrituras en las lenguas originales, porque "La Biblia es la Palabra de Dios siempre y cuando esté bien traducida". No es una traducción directa de las lenguas originales, sino que está hecha del texto inglés (publicado en 1960), aunque los editores afirman que han consultado fielmente los textos originales hebreo y griego. La edición, a dos columnas, está muy bien cuidada; incluye un aparato crítico y numerosas referencias intertextuales. Muchos eruditos católicos y protestantes han acusado a esta Biblia de fallos y de interpretaciones tendenciosas. Pero, en conjunto, ella ofrece una visión fiable de la Palabra de Dios, que puede llevar a los hombres al Mundo nuevo, es decir, al Reino Mesiánico.

7. Nuevos testamentos
Quiero poner de relieve la existencia de tres ediciones ejemplares, comentadas, del NT, que deberían propagarse más.

1. Senen Vidal, Nuevo Testamento, Edición con comentarios histórico-filológicos de conjunto. Es la obra más significativa de los estudios bíblicos hispano-parlantes del siglo XX.

2. Manuel Iglesias, Nuevo Testamento, Encuentro, Madrid, 2003. Es una reelaboración de la traducción de la Biblia de Cantera-Iglesias (BAC). Es quizá la mejor traducción actual, en plano filológico.

3. L. Alonso Schökel, Nuevo Testamento (en Biblia del Peregrino 2). Mensajero, Verbo Divino 1996

8. Versiones judías contemporáneas.

Las primeras traducciones de la Biblia (Antiguo Testamento) a los idiomas hispanos (castellano, catalán) fueron las realizaron diversos eruditos judíos, como hemos visto ha en la primera parte al hablar de este trabajo, al presentar las biblias de Alba, de Ferrara y de Soncino (Constantinopla). Esas traducciones, hechas en "ladino" (sefardita antiguo) perdieron su vigencia cuando los judíos empezaron a hablar las lenguas modernas de los países donde se trasladaron. Esto es lo que ha sucedido con los judíos de América Latina, especialmente de Argentina, que han sentido la necesidad de traducir la Biblia al castellano actual.

1. Abraham Rosenblum, Enrique Zadoff y Moisés Katznelson, La Biblia (Editorial Yehuda, Buenos Aires 1971). Edición bilingüe, hebreo-castellana, en cuatro tomos: los dos primeros contienen la Torá (Pentateuco), los restantes los Profetas y Escritos (Nebiim y Ketubim). Se toma como referencia el texto hebreo, de manera que se lee de atrás hacia delante. Es una traducción para uso litúrgico y devocional, más que literario.

2. León Dujovne y Moisés Konstantynowsky, La Biblia (Editorial Sigal, Buenos Aires 1982). En un tomo. Se ha impreso varias veces. De tipo más literario que la anterior. Ofrece la transliteración fonética de los nombres hebreos, de manera que el lector puede tener una idea bastante aproximada de su pronunciación. Ha aparecido una nueva edición, realizada por J. Dujovne y B. Schalman, que contiene "Los cinco libros de Moshé (Torá), Los Primeros Profetas, Los Profetas Posteriores y Escrituras" (Sigal, Buenos Aires 1998)

3. Moisés Katznelson, La Biblia. Hebreo-español, versión castellana, conforme a la tradición judía, 2 Vols, Editorial Sinai, Tel-Aviv, Israel 1996. Esta autor había colaborado en la primera de las traducciones ya citadas. Más tarde había publicado una traducción castellana de La Biblia (Editorial El Árbol de Vida/Yehuda, Tel Aviv 1986), que quería ofrecer un servicio a la comunidad a la comunidad judía hispano-parlante del Estado de Israel. Su nueva edición bilingüe de la Biblia hebrea ofrece un instrumento precioso de estudio no sólo para judíos, sino también para cristianos y hombres cultos de lengua castellana.

9 Versiones especiales . De la Septuaginta

a) Versión de W. Jünemann (Concepción, Chila 1928 y 1992). El Nuevo Testamento se publicó ese mismo año, pero el Antiguo Testamento no salió a la imprenta hasta el año 1992. Quizá demasiado literal
On line: http://sursumcordablog.blogspot.com.es/2013/12/septuaginta-en-espanol-la-biblia-de-los.html

a) La Biblia griega - Septuaginta, I-IV, Eds. Natalio Fernández y María Victoria Spottorno, Sígueme, Salamanca 2008-2006. La Biblia griega o Septuaginta (LXX) es una colección de escritos, la mayoría traducidos del hebreo y algunos redactados originalmente en griego, que fue compuesta a lo largo de cuatro siglos, desde el III a.C. hasta el I d.C. Ofrece un texto hebreo de fondo algo distinto del masorético. Una traducción esencial para conocer la historia de la Biblia. El plan general de La Biblia griega - Septuaginta. Traducción española lo componen cuatro volúmenes: I. Pentateuco; II. Libros históricos; III. Libros poéticos o sapienciales; y IV. Libros profético

BIBLIOGRAFÍA

1. Alonso Schökel, L., "La Biblia de Alfonso el Sabio": Cuadernos Bíblicos 10 (1983) 67-78

2. Amigo, L., El Pentateuco de Constantinopla y la Biblia medieval romanceada judeoespañola, Universidad Pontificia, Salamanca 1983

3. Alnaldich, L., Los estudios bíblicos en España desde el año 1900 al año 1955, CSIC, Madrid 1957

4. Balague, M. Sch.P., Reivindicación de la Biblia del P. Scío, Analecta Calasanctiana, Año III, Madrid 1961.

5. Borrow, G., La Biblia en España, Alianza, Madrid 1996

6. Bover, J. M, "La Vulgata en España": Estudios Bíblicos 2 (1941) 11-40 y 167-185.

7. Figari, Luis Fernando, La Biblia en castellano,

(http://www.metaeligion.com/Religiones_del_mundo/Cristianismo/La_Biblia/la_biblia.htm

8. García-Moreno, A. La Neovulgata. Precedentes y Actualidad, EUNSA, Pamplona 1986.

9. Gordon Kinder, A., La Biblia del Oso. Estudio Introductorio. Casiodoro de Reina y la compilación de la Biblia del Oso, Sociedad Bíblica, Madrid 1990.

10. Morreale, M., "Apuntes bibliográficos para la iniciación al estudio de las traducciones bíblicas medievales en castellano": Sefarad, 20 (1960) 66-109.

11. O'Callaghan, J., El Nuevo Testamento en las versiones españolas, Biblical Institute Press, Rome 1982.

12. Pérez, F. "La Biblia en España" en B. Orchard, et. al.¸ Verbum Dei. Comentario a la Sagrada Escritura, t. 1, Introducción General, Herder, Barcelona 1956.

13. Sánchez Bosch, J. y Cruells, A., La Biblia en el libro español, INLE, Barcelona 1977, 3-18.

14. Sánchez Caro, J. J., "La Biblia en España", en J. González Echegaray y otros, La Biblia en su entorno (Introducción al estudio de la Biblia vol. 1), Verbo Divino, Estella 1992. 551-574.

15. Trebolle Barrera, J., La Biblia Judía y la Biblia Cristiana. Introducción a la historia de la Biblia, Editorial Trotta, Madrid 1993.

16. Tuya, M. de y Salguero, J., Introducción a la Biblia, t. 1, BAC, Madrid 1967.

17. Verd, G. M., "Las biblias romanzadas. Criterios de traducción": Sefarad 31 (1971) 319-351; "Casiodoro de la Reina, traductor de la Biblia": Estudios Eclesiásticos 46 (1971) 511-529; "El P. Scio. Traductor de la Biblia": Estudios Bíblicos 32 (1973) 137-156.