Sábado, 22 de septiembre de 2018

El Aula de la Paz abre sus puertas en el Colegio Maestro Ávila

Una innovadora iniciativa para dotar a alumnos, profesores y padres de las herramientas necesarias para gestionar emociones
Colegio Maestro Ávila

Las emociones, aunque no siempre les prestemos la debida atención, son parte incuestionable de nuestras vidas. De ahí la importancia de contar con las herramientas adecuadas que nos ayuden a gestionarlas, tanto en el caso de los adultos como de los niños. Máxime si tenemos en cuenta que el desarrollo emocional influye, y mucho, en el rendimiento académico. El Colegio Maestro Ávila de Salamanca, un centro innovador y comprometido con el aprendizaje de sus alumnos, pone en marcha este curso una novedosa iniciativa, pionera en la provincia y en Castilla y León. Es el Aula de la Paz, un espacio creado y diseñado precisamente para dotar a los alumnos, profesores y padres de las herramientas necesarias para gestionar sus emociones a través de un conjunto de sencillas técnicas y actividades basadas en el Mindfulness.

El aula de la paz, aunque abre sus puertas este curso escolar, es un proyecto sobre el que se ha venido trabajando en el último año. Las profesoras Victoria Pérez y Rosa María Martín forman parte del grupo de docentes del centro que ha recibido formación específica como facilitadores, en colaboración con el CFIE de Salamanca y con el coach y educador transpersonal Julio De La Torre. A partir de este curso, ese aprendizaje lo trasladarán al Aula de la Paz, un aula abierta a toda la comunidad educativa del centro para “gestionar emociones, respirar, tomar presencia, controlar los impulsos”, un espacio donde los alumnos dejen a la entrada los problemas que puedan traer de casa. Y todo ello con una actitud de curiosidad, interés y aceptación.

El mindfulness, como conjunto de técnicas de relajación, se puede aplicar en cualquier situación. Como una herramienta más del proceso de aprendizaje y educación aporta interesantes y constatados beneficios, como mejorar el rendimiento escolar, potenciar la memoria y concentración, reducir la impulsividad, fomentar la empatía y la comprensión de los demás, reducir la ansiedad y el estrés, mejorar la interacción social, facilitar la gestión emocional, incrementar las habilidades cognitivas. Y algo muy importante, el desarrollo de habilidades naturales de resolución de conflictos.

Durante estos días en el Colegio Maestro Ávila dan los últimos retoques a una acogedora Aula de la Paz, un espacio pensado para transmitir, nada más abrir la puerta, calma, serenidad, silencio y respeto. La premisa es que si los niños, desde la infancia, aprenden a vivir de manera más consciente, se sentirán más responsables y libres, siendo dueños de sus actitudes, comportamientos y decisiones.

  • Las profesoras Victoria Pérez y Rosa María Martín