Alfoz al día

La ayuda de Cooperación al Desarrollo de 8.000 euros servirá para reconstruir una residencia estudiantil en Ecuador

SANTA MARTA |El alcalde, David Mingo, y la concejala de Bienestar Social, Andrea García, entregan el cheque a la Fundación Entreculturas

Acto de entrega del cheque a la Fundación Entreculturas

El alcalde del municipio, David Mingo, y la concejala de Bienestar Social, Andrea García, fueron los encargados de entregar el cheque de Cooperación al Desarrollo por valor en 8.000 euros a la Fundación Entreculturas.

Según indicó David Mingo, “se trata de 8.000 euros que servirán para paliar los efectos de la reciente tragedia del terremoto de Ecuador que tanto ha afectado a la costa Pacífica del país, y con el que concretamente se reconstruirá la residencia de estudiantes de Manabí. Para el equipo de Gobierno supone una gran alegría que Fe y Alegría haya sido la beneficiada ya que el terremoto ha supuesto un drama para la gente hermana de Latinoamérica. Con ello por tanto queremos contribuir a que esta gente no vea rota su vida, familia y progreso”.

Por su parte Belén Medina, responsable de cooperación internacional de la Fundación Entreculturas en Ecuador, Colombia y Paraguay quiso agradecer el apoyo del Ayuntamiento ya que “toda contribución es bienvenida y necesaria en momentos como estos que una tragedia afecta a aún país en el que la solidaridad es fundamental” y explicar a qué se dedica su organización y a que irán destinados los fondos recibidos. “Entreculturas lleva mucho tiempo trabajando en Ecuador. Cuando surgió el terremoto estábamos en contacto y teníamos muchos proyectos en la zona. En la costa del Pacífico teníamos varios socios locales como Fe y Alegría, una organización que trabaja por llevar la educación a las zonas más necesitadas. En Ecuador está en 14 provincias y tiene 77 centros y en la zona del terremoto 44 centros, de los que quedaron dañados 21, con 560 escuelas afectadas además de las 660 personas que murieron. En la actuación de Entreculturas tenemos un plan global con tres componentes, el primero de ayuda de emergencia y atención psicosocial a lad víctimas; el segundo componente es de ayuda material y un tercero de educación, en la que estamos trabajando con la reconstrucción de las escuelas, que es donde se inserta la colaboración del Ayuntamiento. Uno de los centros más afectados fue la residencia estudiantil de Manabí, donde se quedan alumnos que van al centro educativo de Fe y Alegría porque viven lejos de su casa. Esa residencia abierta desde 1992 es fundamental y resultó muy afectada, casi en un 90 por ciento. Los 8.000 euros van destinados a reparar infraestructuras, paredes, techos, pavimentación del patio, y quedarán terminadas a finales de año, lo que va a suponer que 59 niños y jóvenes puedan ir a la escuela”.


Cabe recordar que las ayudas de cooperación al desarrollo son subvenciones otorgadas cada año a organizaciones no gubernamentales, asociaciones y entidades para la financiación de proyectos destinados a cooperación y solidaridad con países empobrecidos, actuaciones que contribuyan a paliar las dificultades que impiden un desarrollo armónico de los pueblos.