Jueves, 24 de octubre de 2019

Y de repente Pum!

Y así es el amor... llega sin avisar. No importa raza, sexo ni condición social.
El amor no escoge, es ciego, y llega cuando menos lo esperamos.
Por muy separadas que estén las almas, si la flecha los unió, acabarán encontrándose en el camino aunque el recorrido sea largo. Pero merece la pena recorrerlo para encontrar al final al gran amor de nuestras vidas.