Martes, 27 de octubre de 2020

Polémica, ¡Ahora sobre los deberes!

Está visto que nunca llueve a gusto de todos. Con el inicio de este nuevo curso se ha vuelto a levantar la alfombra bajo la cual habíamos tenido oculta esa arenilla que no eres capaz de recoger con el recogedor, y que oye… no se ve, hasta que te toca levantarla para limpiar y te acuerdas de ella, porque arenilla a arenilla, se ha hecho montón.

Ya hemos pasado por la polémica de si las vacaciones de verano son demasiado largas y se debería de reducir en un mes, ya hemos pasado por el debate y la polémica de una Comunidad Autónoma de Cantabria haya implantado de forma piloto en nuestro país, una semana de vacaciones o “descanso” al mes.

Bueno pues vamos al lio, en esta parte si considero el gran porcentaje de responsabilidad de la unidad familiar, los deberes ayudan a crear un hábito de trabajo, de orden y superación, estimulando el aprendizaje en el colegio y el dominio de destrezas, si bien conllevan disciplina y esfuerzo, pero les permite también el ejercicio de la responsabilidad, el cumplimiento de tareas y el refuerzo de sus capacidades de razonamiento y memoria. Por otra parte, es preciso insistir en la necesidad de que estos deberes sean adaptados a cada alumno en particular, pues habrán de depender de las necesidades específicas de cada alumno. La racionalización de los deberes va unida al tiempo libre y permite que los alumnos puedan realizar actividades culturales y deportivas diversas en el marco de la deseable conciliación laboral y familiar. 

Además, hay que tener en cuenta que el juego es básico en el proceso evolutivo y emocional del niño. En cuanto a la duración, lo normal será que un alumno de los primeros cursos de Primaria dedique 15 minutos diarios a aspectos como lectura, expresión oral o actividades matemáticas, mientras que a partir de 4ª de Primaria la duración de los deberes debería ser de 1 hora al día.

Si bien y ahora es cuando viene la verdadera polémica, son los padres los que tienen que hacer de los deberes una rutina, responsabilidad y trabajo. Como bien dice el nuevo anuncio de Ikea, nos merecemos mas cenas en familia, más “comes, descansas, haces los deberes, te duchas, cenas y a la cama”, y si se te atraganta alguno de los ejercicios o tienes el día vaguete mamá y papá, o uno de los dos estaremos para hacernos responsables de ti y de tu formación.

Por otro lado y no menos importante, lo sé…  está el tema de determinado grupo de profesorado que no realiza una valoración individual de las necesidades y capacidades de sus alumnos/as, y que sobrecargan a los niños/as y adolescentes con una cantidad inhumana de deberes, sin sumar las horas de estudio. También hay que reconocer la gran cantidad de profesores/as que hacen su trabajo laboriosamente y con un cuidad extraordinario, porque como decimos en Edukas, tenemos en nuestras manos piezas de arcilla que se están empezando a moldear y se te pueden escapar entre las manos, por ello debemos ir con mucho cuidado, y trabajando duro. Ha estos grandes profes hemos de darle nuestro reconocimiento y valorarlos como tal, así como al resto de compañeros del sector educativo que luchan todos los días porque ese tipo de profesorado cambien y modifique su metodología de trabajo en pro del alumnado.

Por tanto, creo que la solución o última palabra está muy lejos de llegar, hasta que cada uno individualmente y nuestra legislación colectivamente no se modifique, así que hasta entonces, paciencia, comunicación y constancia, buscar apoyos y dejarse ayudar como siembre os decimos.

Mi semanal beso para todos/as hoy va cargado de ilusión, energía y constancia.

¡Feliz semana!

María Tamame Montero.

Edukas Centro Psicosocial.