Miércoles, 28 de octubre de 2020

Marcelo Kneip

   Marcelo Kneip.   Sereno, humano, tierno, cercano, entrañable, taciturno, honrado, escuchante, amoroso, caballero, sensible, viajero, soñador, inquieta tranquilidad, guitarresco, arquitecto con alma de soul…

   Amigo, acogedor, hermano.

   Baile de guitarras, jardín zen, espacios abiertos y sinceros, conquistador de continentes, “botas de andar sin prisas”.

   “Ilusiones” viajó conmigo e “ilusiones” te espera aquí, donde sin duda veremos algunas de las mejores instantáneas de Salamanca a través de tus ojos, de tu cámara, la piedra te está esperando, callada, cálida. Las calles adoquinadas quieren conocer tus pasos, iglesias, catedrales, serán gentiles contigo, descubrirás rincones nuevos, echarás raíces.

   Descubrir al otro lado del mundo una persona extraordinaria merece la pena, un gran hombre al lado de una gran mujer, en la maleta regresó el libro blanco por escribir con nuestras historias mineras y salmantinas.

   Cada una de las personas conocidas allá es Marcelo Kneip.