Martes, 23 de julio de 2019

Pedaleando juntos por el empleo

José Luis Puerto, en la lectura del manifiesto

Salmantinos y salmantinas, amigas y amigos todos:

         Convocados por la “Plataforma salmantina de entidades por el empleo”, que agrupa a distintas organizaciones que, de modo generoso y entregado, trabajan con y a favor de los sectores de nuestra sociedad más desfavorecidos y más castigados por las consecuencia de la crisis, nos encontramos hoy aquí, en este espacio público de Salamanca, para celebrar esta jornada bajo el lema de “Pedaleando juntos por el empleo”, que es lo mismo que decir pedaleando juntos por la dignidad de todas las personas que constituyen el eslabón más frágil de nuestra sociedad.

         Y pedalear juntos en esta dirección, teniendo en cuenta a todos, supone luchar contra la exclusión social de los colectivos más vulnerables, desde el ámbito del empleo, sí, pero también desde el ámbito de una vida digna, que se logra cuando el empleo no es precario ni denigrante, sino dignificador de quienes lo realizan. Esta es la misión de la “Plataforma salmantina de entidades por el empleo” que hoy nos convoca.

         Desgraciadamente –como indicaba hace poco la poeta Ángeles Mora, en el suplemento cultural de un conocido periódico madrileño– “vivimos en un mundo competitivo en vez de cooperativo”. Y, para que nuestra sociedad sea de verdad una sociedad más humanizada y digna, hay que cambiar esta lógica injusta y excluyente; y hemos de luchar por un mundo cooperativo y no competitivo.

         Esa es la dirección de los objetivos de la plataforma salmantina que hoy nos convoca a esta jornada y de quienes luchan y trabajan por la dignidad de los colectivos más vulnerables y excluidos de nuestra sociedad:

  • Que la atención de los colectivos vulnerables sea de mayor calidad, con una mejor coordinación de los diferentes servicios de empleo.

 

  • Que se conozca mejor la realidad del empleo en la provincia de Salamanca.

 

  • Que se compartan experiencias entre las distintas entidades, en lo relativo a conocimientos y metodologías de actuación.

 

  • O, en fin, que se complementen las entidades y se lleven a cabo de modo conjunto –como ocurre hoy aquí– acciones de sensibilización dirigidas a usuarios, empresas, sociedad y administración…, sobre aspectos como la defensa de los derechos de trabajadores y trabajadoras de los colectivos más vulnerables.

 

Porque hemos de pedalear todos juntos hoy por un trabajo digno y justo, que respete a las personas.

Porque hemos de pedalear todos juntos en favor del respeto que todo ser humano merece, así como por el valor que toda persona alberga por el hecho de serlo.

Porque hemos de pedalear todos juntos por la interculturalidad, por el derecho y el respeto a la diversidad; algo que solo se logra, si se favorece la horizontalidad y la relación justa entre sociedades y colectividades, propiciando la sintonía entre ellas.

Porque hemos de pedalear todos juntos por la participación desde la perspectiva de la voluntad, apoyando y favoreciendo la acción de los colectivos que trabajan en pro, en favor de la mejora de la realidad social.

Porque hemos de pedalear todos juntos por la transformación social, favoreciendo la participación activa, capaz de generar cambios y mejoras sociales para construir ciudadanía cooperativa y colaborativa.

Porque hemos de pedalear todos juntos, en fin, por un compromiso social, capaz de tomar decisiones y de actuar ante la realidad, para favorecer una vida comunitaria digna, respetuosa y de atención y apoyo a los más débiles.

Federico García Lorca, en su hermoso poemario Poeta en Nueva York, que documenta y recoge de modo lírico todo el cataclismo social originado por la crisis de 1929, percibía entonces –como percibimos hoy también– que “la vida no es noble, ni buena ni sagrada”.

Por ello, tenemos hoy todos la obligación moral de luchar, de actuar –como hacen ejemplarmente las organizaciones que constituyen esta “Plataforma salmantina de entidades por el empleo”, convocantes de esta jornada– para que, en nuestra sociedad, vuelva a ser la vida noble, buena y sagrada para todos y para todas.

Para ello, Federico García Lorca lanzó su sobrecogedora oda titulada “Grito hacia Roma”, en la que expresa una inquebrantable voluntad, totalmente vigente hoy en nuestro mundo:

“porque queremos –dice– que se cumpla la voluntad de la Tierra

que da sus frutos para todos.”

         Para que esta voluntad se cumpla, manifestamos, pedimos:

  • Diálogo y cooperación entre administraciones públicas e instituciones.

 

  • Trabajo digno y que se articulen leyes y medidas más justas.

 

  • Que se tenga en cuenta la contratación de colectivos vulnerables.

 

  • Trabajo que permita calidad de vida.

 

  • Trabajo y vida familiar.

 

  • Trabajo y prestaciones y búsqueda de empleo.

 

  • Que los gobernantes y responsables políticos legislen a favor de la integración de las personas, articulando y aprobando de forma definitiva las leyes de protección de los más débiles de la sociedad, como son, por ejemplo, las rentas mínimas para personas excluidas.

 

  • Que las entidades sociales trabajemos de forma más coordinada a favor de las personas más desfavorecidas.

 

  • Que las personas sean el centro de las políticas, apostando por empleos de calidad, con derechos y salarios dignos.

 

  • Que se fortalezca, en fin, el sistema de prestaciones por desempleo, incorporando una prestación de ingresos mínimos.

 

Como aquel que Federico García Lorca lanzara hacia Roma, desde lo alto del rascacielos neoyorquino del Crysler Building, este es el grito que queremos lanzar hoy a toda la sociedad y autoridades, desde esta plaza pública salmantina, porque –como el poeta granadino expresara:

“queremos que se cumpla la voluntad de la Tierra

que da sus frutos para todos.”

         Muchas gracias y buen día para todos y todas.