Viernes, 6 de diciembre de 2019

Una voz

La obra de arte tiene un fin hecho a nuestra medida. El tiempo y el espacio coinciden en un punto y uno no puede ir más allá. Eso se sabe, como se sabe la suma de uno más uno más uno. La labor emprendida llega a su cima y el artista suelta su instrumento de trabajo y descansa. Se sienta a escuchar su voz.

Ávila.