Pinturas en el retablo mayor de la Catedral Vieja

La zona central está reservada para la resurrección de los muertos, a la izquierda para los elegidos y a la derecha para los condenados

La Catedral de Santa María, conocida como la Catedral Vieja, es una de las dos catedrales que hay en Salamanca y está dedicada a Santa María de la Sede.

Son tres los autores que trabajaron en las 53 tablas que componen el retablo mayor, coronado con una pintura al fresco sobre el Juicio Final, presidida por Jesucristo, rodeado de ángeles portadores de símbolos de la Pasión y de trompetas que anuncian el inminente Juicio.

A la izquierda del Salvador se encuentra la Virgen María y la derecha San Juan Bautista, ambos en actitud orante. La zona central está reservada para la resurrección de los muertos, a la izquierda para los elegidos y a la derecha para los condenados.


El retablo mayor presenta un ciclo de la vida de la Virgen María y de Jesucristo, desde el nacimiento hasta el tránsito de la Madre de Cristo, todo acompañado de escenas de la vida de Jesús y rematadas por el magnífico Juicio Final.

Las pinturas se muestran muy  avanzadas para el momento artístico que se vive en España en ese momento.

Fotografías 
Retablo y pintura del Juicio Final.

Autor: Manuel Gómez-Moreno, realizadas entre 1901-1903.
"Catálogo Monumental de España"