Sin careta ni antifaz

  Hay momentos en que la opinión sobra. Ciertos hechos son tan demostrativos de la condición humana que no requieren explicaciones sobre lo que ciertas organizaciones y personajes esconden tras sus caretas de redentorismo y antifaces de progresía. Noticias de la semana pasada recogidas textualmente de distintos medios:

 > "El presunto ideólogo de la masacre del aeropuerto turco es el enigmático Akhmed Chatayev, un checheno que estuvo protegido por Amnistía Internacional y contó con la protección del estatus de refugiado en Austria".

  > "109 Nobeles acusan a Greenpeace de 'crimen contra la humanidad' por los transgénicos. Los laureados arremeten contra la organización ecologista por su rechazo a los organismos modificados genéticamente en general y el arroz dorado en particular”.

 > “Ciudadanos denuncia que Colau Tapa la corrupción de Convergencia. El consorcio Barcelona Regional acumuló grandes pérdidas durante el mandato de Trias y la alcaldesa se opone a una comisión de investigación".

  > "Pocos días antes de las elecciones, Pablo Iglesias aseguraba que Podemos estaba en un 'empate técnico con el PP'.”

 > "Torbe [en prisión provisional acusado de trata de seres humanos] percibió la antigua renta básica hasta el 2005, años después de fundar una de las principales páginas web de cine X".