Sábado, 20 de octubre de 2018

Vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero

Santa Teresa escribió el poema ‘Vivo sin vivir en mí’ el 15 de abril de 1571 en Salamanca