Viernes, 19 de abril de 2019

La arriesgada puesta a punto del reloj de la Catedral

Los relojes adosados a grandes torres proliferaron en otros tiempos y el popular templo salmantino también tiene el suyo

[Img #577702]Sin lugar a dudas, uno de los monumentos más importantes en nuestra ciudad y visita obligada por los turistas, son las Catedrales. Durante décadas se han fotografiado desde distintos ángulos, aunque hoy queremos destacar una imagen distinta, la de las tareas de mantenimiento en el reloj de la torre. Un trabajo algo arriesgado para el que sólo se utilizaba una soga y una escalera atada a ella.

La Catedral de la Asunción de la Virgen, más conocida como Catedral Nueva fue construida entre los siglos XVI y XVIII, mezclando los estilos gótico tardío, renacentista y barroco. Es la segunda mayor Catedral de España en dimensiones y su campanario ocupa también el  segundo puesto en altura.

Se construyó conservando la vieja. En un principio pensaron derruirla, manteniéndola abierta al culto mientras se terminaban su construcción, pero al terminar las obras en el siglo XVIII reconsideraron la idea de derruirla y por esa razón se conserva actualmente. No obstante, el muro sur de la Catedral Nueva se apoya sobre el muro norte de la vieja y la torre se construyó sobre la torre de las campanas de la Vieja. Esta Catedral junto a la de Segovia es una de las dos últimas Catedrales de estilo gótico que se construyeron en España.

La Catedral de Santa María, conocida como Catedral Vieja fue fundada por el obispo Jerónimo de Perigod, empezó a construirse en el primer tercio del siglo XII y se terminó a finales del XIV, en estilo románico y gótico. Gracias al impulso que dio a las obras el obispo Alfonso Barasaque se pudo terminar su construcción. Está dedicada a Santa María de la Sede.

Uno de los atractivos que cuenta este templo son, el retablo principal del siglo XV, atribuido a Nicolás Florentino (1430) y el fresco superior, que representa el Juicio Final, y que es, con seguridad, de Nicolás Florentino. El retablo está presidido por una imagen conocida como la Virgen de la Vega, patrona de la ciudad, realizada en madera y cubierta de bronce sobre dorado con incrustaciones de esmaltes y piedras preciosas.

FOTOGRAFÍAS

  • PRIMERA. Plaza de Anaya y vista de las Catedrales. Autor y fecha desconocidos.
  • SEGUNDA. Vista general de las Catedrales y puente Romano. Antonio García (sin fecha conocida)
  • TERCERA. Ábside de la Catedral Vieja. Manuel Gómez-Moreno - 1901-1903.Catálogo monumental de España.
  • CUARTA y PORTADA. Limpieza del reloj de la Catedral.