Sábado, 21 de septiembre de 2019

Historias migrantes que hablan de (con) nosotros

[Img #570566]

 Todas las ilustraciones pertenecen a la obra que comentamos

Hay lecturas, y ésta sería una de ellas, que además de dilatarte las pupilas no se olvidan de hacer lo mismo con el entendimiento.

Hoy, puede que quizá más que otros días, nuestra voz se funde con la de este álbum, La isla. Una historia cotidiana. Escrita e ilustrada por el autor suizo Armin Greder, y publicada hace algunos años en una editorial con vocación universal, Lóguez Ediciones, aunque afincada, por cierto, en nuestra provincia.

El autor del texto y las ilustraciones interpela al lector, obligándole a meterse en la piel del tan desvalido como desnudo protagonista, pero también en la de los habitantes de la isla. ¿El objetivo? poder observar las diferentes situaciones que viven unos y otros, conocer sus puntos de vista y 'obligarnos' de alguna manera a pensar sobre lo ocurrido, tomar partido, cuando su lectura se vaya decantando en nuestro magín.[Img #570572]

Pero quizá ahora sea buena idea dejar hablar un poco a la historia que se nos quiere contar...

Una mañana, los habitantes de la isla encontraron a un hombre en la playa, donde la corriente del mar y el destino habían arrastrado su balsa.

Después de arduas discusiones, los habitantes decidieron llevarlo a un lugar apartado, lejos de la gente.

Pero ocurrió que pasado un tiempo, el hombre tuvo hambre y se acercó a la ciudad en busca de alimento. Fue entonces cuando comenzaron a desatarse las lenguas y el miedo. Y muchos de ellos decidieron que el extranjero tenía que marcharse.

[Img #570576]

 

Después de expulsarlo, se cuenta que para ponerse a salvo se aprestaron a construir una elevada muralla alrededor de toda la isla, y sumaron torres para vigilar noche y día... ¿su miedo?

Puede que haya llegado el momento en que sea el libro quien les cuente. Y no hace falta que les recuerde que esta singular obra se puede encontrar en nuestras bibliotecas públicas y librerías de [Img #570579]referencia.

Pero quizá, antes de hacerse con ella en esta mañana de sábado, tengan unos minutos para acercarse, a las 12 del mediodía, a la plaza de Liceo. Allí nos convoca la Asamblea de apoyo a personas migrantes, para manifestarnos, junto con otros ciudadanos europeos, por un #pasajeseguro para los refugiados y migrantes políticos y económicos que llegan a nuestro continente, al que algunos están queriendo convertir en una isla, y no precisamente afortunada.

 

Rafael Muñoz