El arte urbano se hace escombros en el barrio del Oeste

Adiós a algunas de las obras más emblemáticas de esta zona de la ciudad, que dan paso a “una nueva etapa, porque los que hasta ahora han formado parte de nuestra querida galería urbana pasarán a ser viviendas para nuestros futuros vecinos” (GALERÍA DE FOTOS)

[Img #568789]

Este martes, alrededor de las 8.30 horas, llegaba la máquina para dar comienzo el derribo de los edificios Diáspora y Mirador, que eran dos emblemas del barrio del Oeste, ya que formaban parte de la Galería de Arte Urbano, que ha multiplicado los atractivos de esta zona de la ciudad.

“Esta pérdida demuestra lo efímero del arte urbano, aunque en su lugar nuevos habitantes llegarán al barrio dándole vida y aportando aires renovados”, explicaban desde la asociación Zoes.

Ya el domingo, se organizaron actos culturales en la plaza del Oeste, para recrear el luto por estas pérdidas que, a pesar de todo, dan paso a “una nueva etapa, porque los que hasta ahora han formado parte de nuestra querida galería urbana pasarán a ser viviendas para nuestros futuros vecinos”.

Mirador

El edificio fue construido en los años 50 y ha sido, es y será un edificio muy característico en la plaza. En Marzo del 2014 “Mirador” se convierte en una pieza más de arte urbano, cuya obra fue llevada a cabo por el mexicano Leopoldo García Castellano. Este autor tenía como objetivo mostrar el lado optimista y alegre de los habitantes del barrio. El nombre del edificio “Mirador” se debe a una estudiante Erasmus que propuso este nombre. Anteriormente este edificio albergó bares, una peluquería y la carnicería Franco.

Diáspora

Otra de las intervenciones más llamativas del Barrio es el edificio “Diáspora”, situado a comienzos de la calle El Granero. En enero del 2014 “Diáspora” entró a formar parte de la galería del arte urbano con la creación artística de David de la Mano, quien con su obra protesta contra las guerras, los recortes, los desahucios y los movimientos migratorios.

Ícaro

Ícaro fué la última obra que se incorporó al edificio en su parte trasera. Intervención del Colectivo  Latidos del Olvido  basándose en la “creaocupación” de la memoria y el olvido, respetando parte del espacio e interviniendo con distintos materiales. Una escultura que simula la figura de Ícaro.

Fuente zoes.es / Fotos de Alberto Martín


" alt="" />