Miércoles, 20 de noviembre de 2019
Las Arribes al día

Excelente representación de El Candil en el Certamen Nacional de Teatro ‘Villa de Vitigudino’

Para el próximo domingo llega el turno de La Roulotte Teatro, que pondrá sobre el escenario la obra de Jaime Armiñán, ‘Todas somos compañeros’

[Img #568067]

La compañía toledana El Candil, con la obra Los emigrados, de Slawomir Mrozek, se coloca como una de las representaciones a tener cuenta para los premios del XXIX Certamen Nacional de Teatro ‘Villa de Vitigudino’.

Armando Carrillo y Juan Manuel Magán dan vida a dos inmigrantes en un lugar cualquiera de Occidente donde comparten habitación en un lúgubre sótano, además sueños y la cruda realidad que los acecha cada día. Se trata, pues, de la tragedia de dos emigrados que, como la mayoría, no lo tuvieron fácil, ni en los años 60 del siglo XX ni en el siglo XXI.

No obstante, a pesar de la crudeza de algunos pasajes, también llenos de metáforas, estos quedan enmascarados por notas de humor que hacen olvidar al espectador la verdadera tragedia que viven dos personas, alejadas de sus casas, sin trabajo, en un país extraño y sin tener ni siquiera un poco de té para calentar el estómago.  

Actores y montaje han cosechado con esta obra importantes premios a lo largo de toda la geografía nacional. Entre ellos han estado el mejor actor, para Juan Manuel Maján; mejor dirección, para Moisés de las Heras; e incluso mejor escenografía, para Adrián Serrano.

La Roulotte Teatro

Para el próximo domingo llega el turno de la compañía burgalesa La Rolulotte Teatro que tan buen sabor de boca dejara en la edición 2015 de este Certamen con Maribel y la extraña familia. Ahora regresa con otro clásico, la obra de Jaime de Armiñán Todas somos compañeros.

Sinopsis

La obra transcurre en una oficina ‘estrictamente femenina’ donde la mujer es la que manda. Mari Pili, Regina, Paloma y Clo son compañeras de oficina, llevan años trabajando juntas, sólo ellas sin hombres a su alrededor, hasta que aparece por sorpresa una nueva compañera (bueno compañero, Antonio) el cual hace de su gracia un gran punto para que sus compañeras le ayuden a aprobar las oposiciones que se celebraran ese mismo año.

Las cuatro consiguen seducirle y a cambio le prometen ayuda en las oposiciones. En la oficina también hay una señora de la limpieza, Margarita, una mujer analfabeta que sabe mucho de la vida y le da consejos a Antonio.

A todo esto, le añadimos el papel de la jefa de la oficina, Doña Asunción, una mujer excéntrica y llamativa, ya que su doble personalidad no la hace pasar desapercibida.