Tertulias

La palabra tertulia es de origen incierto. La más próxima a ella es el nombre de Quintus Septimius Florens Tertulianus, que fue un polemista y apologista cristiano de origen africano, de Cartago, que vivió entre los siglos II y III. Aunque no polemizara en una tertulia, seguro que lo hizo en sus sermones y en los muchos escritos que conservamos. Así que demos por bueno el origen de la palabra, especialmente ahora que las tertulias son polémicas y apologistas.

[Img #540151]Tertulias siempre las ha habido, menos en las dictaduras y regímenes autoritarios, en los que estaba o está prohibido que se reúnan más de dos personas, y dos con condiciones, por si acaso si son tres; aunque se reúnan a la vuelta de una esquina pueden estar conspirando. Lo bueno que tienen las democracias es que se puede conspirar en una tertulia sin que se note mucho, o sin que se entere la autoridad; y si se entera no se dará por aludida para evitar males mayores, o para que se vea que hay libertad de expresión. Y ¿A qué viene todo esto? Pues porque las tertulias están en apogeo, no sé si en su cénit, y la nuestra puede pasar a la historia como la época dorada de las tertulias. Sólo hay que ver a los periodistas en los medios, sean radiofónicos o televisivos. No hay medio que no tenga su tertulia, con nombre llamativo para su  difusión. Los periodistas están eufóricos, sobre todo cuando se juntan con los políticos. Casi no se distinguen. Ya no sabes si son políticos o periodistas o las dos cosas. Es que en estos días la cacería es abundante. Vamos, un safari continuo de noticias. Caza mayor. A ver quién da la primicia y pone su cornamenta o su cerviz sobre la chimenea. Alguno creía que sólo él tenía una tertulia literaria en algún rincón de un ateneo, pero si entra en una cafetería verá un grupo de hombres o mujeres que hablan animados de lo mismo que hablan las tertulias de los medios de comunicación. Y no digamos como éstas se prolongan hasta el infinito en las redes llamadas sociales. De modo que todos estamos atrapados en las redes.